Saltar al contenido principal
Francia

Continúa el desmantelamiento de la ‘Jungla’ de Calais

Los inmigrantes de Calais, empezaron a ser repartidos en autobuses este lunes 24 de octubre a las 8 de la mañana.
Los inmigrantes de Calais, empezaron a ser repartidos en autobuses este lunes 24 de octubre a las 8 de la mañana. Reuters/Pascal Rossignol
Texto por: RFI
3 min

Las operaciones de evacuación de migrantes asentados en la "Jungla" de Calais continuaron este martes luego de que el lunes, día en que inició el operativo, más de 2300 personas fueron trasladadas a albergues alrededor del país.

Anuncios

Antes de las 8h00, un grupo de 300 personas esperaban afuera del edificio donde debían embarcarse en los buses que los llevarían a las regiones que cada quien puede escoger. Con un mapa de Francia donde se encuentran los lugares adonde pueden ser trasladados, los encargados del desalojo preguntan a los refugiados a dónde quieren ir. Ellos, sin saber mayor cosa acerca de esos destinos, se limitan a hacer preguntas del tipo: ¿está cerca del mar? Y entonces deciden dónde será su próximo lugar de residencia por un máximo de cuatro meses, tiempo en el cual deberían poder integrarse a una vida económicamente autónoma.

Un total de 2.318 migrantes, entre ellos 400 menores, fueron llevados a este lunes a centros de acogida, según el ministro del Interior Bernard Cazeneuve.

En total, entre 6.000 y 8.000 migrantes que viven en condiciones infrahumanas en este campamento serán trasladados en autobuses a 300 centros de acogida temporal en todo el territorio francés. Se trata, en su mayoría, de refugiados llegados de Afganistán, Sudán o Eritrea que sueñan con llegar a Gran Bretaña

La operación terminará en "una semana", espera el gobierno, que afirma haber preparado 7.500 plazas de alojamiento. Unos 1.250 policías fueron movilizados para garantizar el buen desarrollo de la operación de evacuación.

Las autoridades comenzaron a repartir el domingo folletos impresos en varias lenguas para explicar el operativo y tratar de convencer a los más reticentes. "Quedan personas por convencer", admitió Didier Leschi, director general de la Oficina francesa de Inmigración. Karhazi, un afgano que lamentaba que lo obligaran a irse, decía: "tendrán que forzarnos para partir. Queremos ir a Reino Unido", insistió.

Son precisamente los ocupantes del llamado “barrio afgano” dentro del campamento los más reacios a marcharse. Varios migrantes abandonaron el campamento los últimos días para no alejarse de la región y seguir intentando cruzar el canal de la Mancha, según los voluntarios.

Si bien se anunció que este martes iba a iniciar el desmantelamiento de las carpas y chozas que daban cobijo a los migrantes, la prefecta de la región Pas-de-Calais, Fabianne Buccio, precisó que las tareas se limitarán a recoger la basura que rodea al campamento.

El proceso de desmantelamiento ha permitido desbloquear la situación de una parte de los 1.300 menores no acompañados que vivían allí. Por su parte, el gobierno británico aceleró finalmente los procedimientos de acogida para estos niños o adolescentes, de los cuales unos 500 tienen familiares en Reino Unido. Reino Unido acogió la semana pasada a 194 menores, según Pierre Henry, director general de la oenegé France Terre d'Asile (EDA).

Con AFP.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.