Saltar al contenido principal
Vida en el Planeta

Motivos para visitar Auvers-sur-Oise

Audio 08:09
Auverge Ravoux, el albergue en donde vivió y se suicidó el artista Vincent Van Gogh.
Auverge Ravoux, el albergue en donde vivió y se suicidó el artista Vincent Van Gogh. ®
Por: Silvia Celi

Muy cerca de París hay una población en la que el tiempo parece haberse detenido. Cualquiera que admire el trabajo de los impresionistas, reconocerá en ella paisajes, casas y hasta algún bistró por haberlos visto en cuadros realizados por artistas famosos. Se trata de Auvers-sur-Oise.

Anuncios

"Auvers-sur-Oise fue y es una fuente de inspiración para muchos artistas. Muchas de las obras que se ven hoy en día en el Museo D'Orsay, en París, fueron realizadas en nuestra ciudad por artistas de paso o que vivían allí", le confió a RFI Catherine Galliot, directora de la oficina de turismo de Auvers.

Auvers sur Oise posee varios museos, como el que reúne un número importante de obras de Charles François Dauvigny y de su hijo Karl, además de trabajos de otros artistas del siglo 19, amigos del pintor.

También hay otros museos como el del ajenjo, la célebre absinthe de la literatura y la pintura francesas, que suscita curiosidad.

“El ajenjo era la bebida en boga durante el siglo 19. Este museo muestra a la sociedad de la época a través de esa bebida y de la obra de varios artistas porque muchos de ellos, como Manet, Picasso, Degas o Van Gogh, pintaron cuadros sobre ese tema.
El museo muestra todos los aspectos del ajenjo, desde la fabricación hasta el ritual de la degustación. Es muy fácil preparar la bebida con una cucharita agujereada sobre la que se coloca un terrón de azúcar. También mostramos los problemas que surgieron cuando el ajenjo se popularizó y se bebía en exceso"
, explica Marie-Claude Delahaye, directora del museo del ajenjo.

"Todo eso está relacionado con el mundo artístico, la poesía, la literatura y, por supuesto, con los impresionistas. Los artistas bebían mucho ajenjo: Verlaine, Beaudelaire, Musset… Todos eran grandes bebedores de ajenjo. Los pintores también adoraban esta bebida; por ejemplo, Toulouse Lautrec llevaba siempre en su bastón un frasquito de ajenjo con coñac. Lautrec había bautizado esa mezcla el terremoto”, añade Delaye.

Museo del Ajenjo. Auvers-sur-Oise.
Museo del Ajenjo. Auvers-sur-Oise. ®

Además de la casa-taller de Charles François Daubigny, que sus descendientes invitan a visitar, se puede descubrir  la residencia del interesante Dr. Gachet:

“La casa del Dr. Gachet está impregnada de historia porque perteneció al médico que recibió a Vincent Van Gogh en Auvers. Ese médico también era artista, hacía grabados y era coleccionista de arte. Donó todas las obras de su colección, como los cuadros de Van Gogh y Pisarro, al estado francés, que actualmente pueden verse en el Museo d’Orsay. La casa del Dr. Gachet conserva aún las huellas del pasado, de la presencia de Cézanne, Pissarro o Guillaumin, que vinieron a Auvers-sur-Oise para dibujar e imprimir grabados en la imprenta del Dr. Gachet”, comenta Delphine Travers, responsable del lugar.

Casa del Dr. Gachet. Médico, artista y coleccionista de arte que acogió a muchos artistas, entre ellos Vincent Van Gogh.
Casa del Dr. Gachet. Médico, artista y coleccionista de arte que acogió a muchos artistas, entre ellos Vincent Van Gogh. ®

En Auvers sur Oise residen descendientes de algunos de esos grandes artistas. Es el caso de Xavier Boggio, quien vive y trabaja en la casa de su antepasado, Emilio Boggio, un gran pintor más conocido en Venezuela que en Francia.

La gastronomía es otro de los atractivos de Auvers sur Oise. En primer lugar, una mención especial para la cocina del Auverge Ravoux, cuyos postres son excepcionales. Vincent Van Gogh vivio allí 70 días y pintó 80 cuadros, antes de suicidarse en una de las habitaciones del hotel.

Pero Auvers no está peleada con la innovación, que se puede apreciar en “Le Chemin de Peintres”, el camino de los pintores, de los hermanos Pastoressa que practican la Bistronomie. Serge Pastoressa nos explicó el concepto:

"La Bistronomie es una alianza de la gastronomía y la cocina de bistró; en otras palabras, preparamos platos que tienen un nivel gastronómico, pero con productos sencillos, que tratamos de una manera diferente, como los tradicionales ajo porros en vinagreta, que hacemos con una salsa moderna, de sabores más fuertes. Preparamos los deliciosos macarons, que es un postre, pero en lugar de hacerlos dulces los preparamos salados; también cocinamos la tradicional cabeza de ternera, tête de veau, un plato clásico, que nosotros empanamos. Son platos tradicionales que modernizamos".

Pero a Auvers hay que sentirla, nos asegura su alcaldesa, Isabelle Mezieres

"La ciudad de Auvers hay que sentirla, hay que mirarla. Es una ciudad que recuerda todo lo que mostraron los artistas más importantes del siglo 19. Esos paisajes y lugares que hemos conservado, como la casa-taller del pintor Dauvigny o el cuarto en el que dormía Vincent Van gohg. Repito que a Auvers hay que sentirla".

A Auvers sur Oise se la puede sentir también en su castillo, al borde del río o en sus jardines y bosques. No deje de visitarla cuando venga a Francia.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.