Saltar al contenido principal
Francia hoy

Macron/Le Pen: ¿qué duelo se anuncia para la segunda vuelta?

Audio 10:15
Papeletas para Marine Le Pen y Emmanuel Macron, los finalistas de las elecciones presidenciales francesas.
Papeletas para Marine Le Pen y Emmanuel Macron, los finalistas de las elecciones presidenciales francesas. Reuters
Por: Raphael Morán
15 min

El próximo 7 de mayo se enfrentarán en la segunda vuelta de las elecciones presidenciales francesas el liberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen. Perfil y programas de los dos candidatos.

Anuncios

El próximo 7 de mayo, los 47 millones de electores franceses elegirán entre el liberal Emmanuel Macron y la ultraderechista Marine Le Pen para la presidencia del país. Un escenario político inédito en Francia desde hace más de 30 años: los candidatos de los dos grandes partidos de gobierno quedaron eliminados.

Quedan ahora dos opciones: la de Marine Le Pen, con su proyecto nacionalista, y la de Macron, ex banquero y ministro de Finanzas que dejó el gobierno de Hollande para lanzar su propia formación de corte liberal.

En el discurso que dio el domingo tras imponerse en la primera vuelta con casi 24% de los votos, Macron reiteró su línea social liberal, emancipada de los partidos tradicionales: "A partir de ahora, amigos, me corresponde unificar a los franceses más ampliamente. Me corresponde reconciliar Francia para ganar dentro de dos semanas y para presidir nuestro país. Esos últimos meses he oído las dudas, las cóleras, los miedos del pueblo francés, y también su voluntad de cambio. Esto lo ha llevado a alejar de las responsabilidades los dos grandes partidos que gobiernan a Francia desde hace más de 30 años. Deseo ser su presidente, el presidente patriota frente a la amenaza de los nacionalistas, deseo ser un presidente que protege, que transforma y que construye. Un presidente que permita a los que quieren crear, innovar, emprender y trabajar, poder hacerlo más rápidamente. Quiero ser un presidente que ayude a los que menos tienen, que son más frágiles y golpeados por la vida, a través de la escuela, la salud, el trabajo y la solidaridad".

Ese intento de conciliar los valores del liberalismo económico con la solidaridad y la crisis de los partidos tradicionales le permitieron seducir a un amplio espectro de electores.

La presencia de un candidato de extrema derecha en la segunda vuelta, por segunda vez en la historia francesa, ha llevado a la mayoría de los candidatos a llamar a votar por Macron para impedir que el Frente Nacional acceda el Elíseo. Marine Le Pen, hija de Jean-Marie, figura histórica del ultraderechista Frente Nacional, cosechó los frutos de su incansable estrategia de normalización de un partido caracterizado por el racismo, la homofobia y el negacionismo de varios de sus miembros.

Este domingo, lejos de las provocaciones de su padre, Marine Le Pen se posicionó como la candidata antiglobalización: "Ese resultado es histórico. En mis hombros recaen una responsabilidad inmensa: la de la defensa de la nación francesa. De su unidad, de su seguridad, de su cultura, de su prosperidad y de su independencia. Los franceses deben aprovechar esa oportunidad histórica que se presenta, porque el gran tema en juego en esta elección es la globalización salvaje que pone en peligro nuestra civilización. Los franceses tienen una alternativo muy sencilla: o seguimos en la vía de una desregulación total, sin fronteras y sin protección, con las consecuencias que implica, como las deslocalizaciones, la competencia internacional desleal, la inmigración de masa y la libre circulación de los terroristas. Ese reino es el del dinero rey. O bien eligen a Francia, y sus fronteras que protegen los empleos, nuestro poder adquisitivo, nuestra seguridad y nuestra identidad nacional."

Los ecos de la voz de Marine Le Pen sedujeron particularmente en el norte de Francia, azotado por la desindustrialización, la corrupción y la globalización. Para Nadine, una electora del Frente Nacional en la ciudad de Hénin-Beaumont, bastión de la extrema derecha, "ya basta que demos todo a los extranjeros y no tengamos nada. Yo no reconozco mi país de antes. ¡Francia para los franceses! Marine Le Pen merece ser presidenta para cambiar Francia, para cambiar todo, ya no queremos extranjeros".

Entre 2012 y 2017, Marine Le Pen ganó más de un millón de votos. Pero ¿qué probabilidad real tiene de ganar Marine Le Pen? Pocas, según las encuestas de segunda vuelta que evidencian un rechazo mayoritario del electorado francés contra su programa nacionalista, proteccionista y antieuropeo. Sin embargo, el frente republicano, en el que se unen los partidos tradicionales contra la extrema derecha, se está fisurando.

El rostro del próximo presidente o de la próxima presidenta de Francia se conocerá el domingo 7 de mayo tras dos semanas de campana electoral de segunda vuelta.

Entrevistados: Matthieu Trouvé, politólogo del Instituto de Estudios Políticos de Bordeaux, y Franck Gaudichaud, doctor en Ciencias Políticas, politólogo de la Universidad de Grenoble (al micrófono de Aída Palau).
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.