FRANCIA

Emmanuel Macron, marcha atrás en las encuestas

Emmanuel Macron durante una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo, París, el pasado 13 de julio.  REUTERS/Gonzalo Fuentes
Emmanuel Macron durante una conferencia de prensa en el Palacio del Elíseo, París, el pasado 13 de julio. REUTERS/Gonzalo Fuentes REUTERS/Gonzalo Fuentes
Texto por: RFI
3 min

La popularidad del presidente francés cae en picado a pesar de sus puestas en escena hollywoodiense y su compromiso en la escena internacional. Sus planes de austeridad en el plano nacional le pasan factura.

Anuncios

De poco le están sirviendo a Emmanuel Macron sus esfuerzos por posicionarse como una referencia de la escena internacional pues, dentro de sus fronteras, los franceses se muestran mayoritariamente contrarios a sus políticas en estos escasos tres meses de mandato. Tan solo un 36% de los galos juzga de manera positiva su trabajo al frente del Estado, según un sondeo realizado por YouGov, que le coloca como el presidente peor valorado a estas alturas de su mandato desde Jacques Chirac, en 1995. Según otra encuesta del Instituto Elabe, la misma puntuación recibe el primer ministro, Edouard Philippe.

Precisamente, es la concentración de esfuerzos en el plano internacional lo que le está pasando factura. Una fuente cercana al Presidente estima también en la emisora Europe 1 que Macron consagra demasiado tiempo a lo global lo que llevaría a sus ciudadanos sentirse “huérfanos”. Cuestiones como el enfrentamiento que llevó a dimitir al ya ex jefe del Estado Mayor, el general Pierre de Villiers, días después del desfile nacional del 14 de julio, la bajada de las ayudas al alojamiento y los recortes presupuestarios que se anuncian, están costándole la buena fama al joven presidente.

El Elíseo "preparado" para las críticas

Mientras tanto, en el Elíseo prefieren no hacer comentarios de los sondeos y un ministro asume las quejas: “Nunca creímos en el estado de gracia. Es verdad que en este momento hay una pérdida de entusiasmo pero acabamos de comenzar lo más duro y estamos preparados”. Sus más allegados aseguran que el Presidente mantendrá su actitud y su forma de comunicar, característica también por su excesiva pompa.

En Le Figaro, el director de Instituto de Opinión, Jérôme Fourquet, considera que es precisamente este estilo de comunicación. “En una parte de la opinión comienza a instalarse el sentimiento de tener un gran seductor y un comunicador sin igual pero al que la comunicación ultra hollywoodiense y pulida es un instrumento al servicio de las políticas de austeridad”, dice Fourquet.

La reforma laboral está en camino

En este contexto, una de los proyectos más ambiciosos del Gobierno es la reforma laboral, muy criticada por la oposición, que tal y como confirmó hoy el Primer Ministro en Le Parisien será aprobada en Consejo de Ministros el 31 de agosto y, si todo sigue según lo previsto, promulgada el 25 de septiembre. El nuevo texto prevé facilitar el despido, simplificar el diálogo en la empresa haciendo que primen los acuerdos de empresa sobre los acuerdos sectoriales.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas