Saltar al contenido principal
Francia

Chalecos amarillos: dudas sobre las conclusiones del ‘gran debate’ nacional

Durante uno de los debates en Gréoux-les-Bains, presidente francés respondió a preguntas del público.
Durante uno de los debates en Gréoux-les-Bains, presidente francés respondió a preguntas del público. JEAN-CLAUDE COUTAUSSE / FRENCH-POLITICS POUR "LE MONDE"
Texto por: RFI
3 min

Dos meses después del lanzamiento para responder a la crisis de los “chalecos amarillos”, culmina este viernes la gran consulta organizada por el gobierno. El movimiento contestatario desconfía de la capacidad del debate para aportar soluciones y apuesta a relanzar las protestas.

Anuncios

Fueron dos meses que dieron lugar a 10.000 reuniones públicas, 1,4 millones de contribuciones en línea y 16.000 “libros de quejas” dejados en las alcaldía de Francia. Para el presidente Emmanuel Macron, que protagonizó debates públicos maratónicos, fue la oportunidad de retomar la iniciativa en momentos en que su popularidad estaba por los suelos.

Este viernes, a cuatro meses del inicio de las protestas de los “chalecos amarillos”, concluye la consulta y comienza una segunda fase de “talleres participativos” en distintas regiones, antes de que los organizadores del “gran debate” procedan al tratamiento de los aportes y los presenten al público hacia mediados de abril.

“Lo que retengo es antes que nada es una exigencia de humanidad, de respeto. Escuché mucho ‘la gente de arriba no nos entiende, no saben lo que vivimos’”, apuntó la secretaria de Estado Emmanuel Wargo, coorganizadora del debate.

Ante la iniciativa gubernamental, los “chalecos amarillos” se han mostrado renuentes a participar en el debate, denunciando muchas veces un simulacro para adormecer la protesta. Y coincidiendo con el fin de la consulta, algunos activistas plantearon un “ultimátum” al presidente francés.

“Ahora vamos a pasar las cosas serias: el acto 18 lleva y eso, Macron, puedes estar en guardia porque va a ser un resurgimiento de la movilización”, advirtió una de las principales figuras del movimiento, Eric Drouet antes de las concentraciones que se esperan para este sábado.

Mientras tanto, la gran pregunta es qué saldrá de todos estos debates. El gobierno, consciente de que el riesgo de desilusión es grande, ya ha abierto el paraguas.

“¿Podremos poner en marcha todas las recomendaciones y responder a todas las expectativas? No, porque la política es también elegir”, indicó el portavoz del gobierno, Benjamin Griveaux.

El gobierno francés no ha filtrado ninguna de las medidas que piensa tomar. Pero ante el repetido reclamo de una mayor “justicia fiscal” en las protestas, el ministro de Economía, Bruno Le Maire, afirmó este viernes que Francia "no requiere más redistribución" sino "creación de riqueza”.

"Puedo ver los debates actuales, durante la crisis de los chalecos amarillos: a veces siento que los franceses están siendo engañados al decirles que la solución es más redistribución", dijo Le Maire al inaugurar debates sobre las reformas económicas en Francia.

"Pero la recuperación francesa no requiere una mayor redistribución de impuestos. La recuperación francesa requiere más creación de riqueza, más innovación, más inversión", continuó Le Maire, en el último día del "gran debate nacional".

Según el ministro de Economía, que reclamó "la valentía de decir las cosas" con "fuerza" y "sencillez", "ya hay mucha redistribución fiscal en nuestro país".

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.