Saltar al contenido principal
Francia

La oposición a la reforma del sistema de pensiones busca un nuevo impulso en la calle

Siete puertos franceses continúan bloqueados como el de Saint-Nazaire, 13 de enero de 2020.
Siete puertos franceses continúan bloqueados como el de Saint-Nazaire, 13 de enero de 2020. REUTERS/Stephane Mahe
Texto por: RFI
3 min

Tras seis semanas de conflicto, Francia vive una nueva jornada de manifestaciones contra la reforma del sistema de jubilaciones. Este jueves ha habido una mejora en los transportes públicos, al menos parisinos, donde muchas líneas de metro funcionan con normalidad cuando se cumplen 43 días de huelga.  

Anuncios

Los sindicatos más combativos (CGT, FO, FSU, Solidaires, CFE-CGC y Unef) esperan que las marchas convocadas este jueves en Francia sean masivas para dar un impulso al movimiento ya que la afluencia de gente ha ido disminuyendo en las últimas convocatorias. El primer día de manifestación, el 5 de diciembre pasado, salieron a las calles 800.000 personas, el 9 de enero la policía contó 452.000 y el pasado 11 de enero eran 149.000 manifestantes.

En los transportes públicos, la huelga parece perder también seguimiento a juzgar por el servicio de metro previsto este jueves en París. Líneas que estuvieron cerradas durante semanas o que empezaron en los últimos días a abrir parcialmente, funcionan hoy con normalidad.

Tres de los sindicatos (CFDT, UNSA y CFTC) han abandonado la movilización para sentarse a negociar con el gobierno después de que el fin de semana el primer ministro Édouard Philippe anunciara que, de momento, retiran del proyecto la idea de alargar de los 62 a los 64 años la edad de jubilación. Una retirada que podría explicar, en parte, el menor seguimiento de la huelga en los transportes públicos en los últimos días. 

Otro de los factores a tener en cuenta es que en el sector de la educación, la huelga también está siendo menos seguida por el inicio el lunes pasado de las negociaciones con el gobierno para pactar una subida de sus salarios.

A pesar de todo, la mayoría de los franceses se muestra a favor de la protesta contra la reforma de las pensiones, la más importante del mandato del presidente Emmanuel Macron. Esta reforma pretende fusionar todos los regímenes especiales. En Francia hay 43 y permiten que algunos trabajadores, como los ferroviarios, puedan jubilarse de forma anticipada. Este sistema único de pensiones será calculado por puntos, lo que levanta la perspicacia de los sindicatos y a su vez, la reforma aspira a obtener un equilibrio financiero por lo que contempla incitar a los empleados a trabajar durante más tiempo.

Operación ‘Puertos muertos’ de la CGT

Siete de los grandes puertos marítimos franceses están bloqueados. Se trata de los puertos de Dunkerque, Le Havre, Rouen, Nantes-Saint-Nazaire, La Rochelle, Burdeos y Marsella. En este último, 1.000 personas se quedaron en tierra al no poder subir al ferry que iba a Argel por el bloqueo de los huelguistas.

En Le Havre, un comisario de policía perdió un dedo de la mano derecha cuando protegía la Cámara de Comercio y de Industria de la ciudad. Según fuentes policiales, el comisario resultó herido cuando recogía un petardo que habían lanzado al interior del edificio los manifestantes.

Los abogados también continúan movilizados y multiplican las acciones simbólicas a pesar de haber obtenido del gobierno que se mantengan especificidades para el sector en la reforma. 

Hay nuevas manifestaciones previstas el 22, 23 y 24 de enero, día en el que el Consejo de ministros debe examinar el polémico proyecto. (con AFP)

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.