Saltar al contenido principal
1 DE MAYO

Francia celebra por primera vez un 1 de mayo sin su lirio del valle

Los vínculos entre el 1 de mayo y el lirio del valle se remontan a viejos tiempos.
Los vínculos entre el 1 de mayo y el lirio del valle se remontan a viejos tiempos. © Flickr/courambel
3 min

El 1 de mayo no sólo es el Día de los Trabajadores en Francia, sino también el día en el que se regala lirio del valle. Una tradición que viene de una época muy lejana y que este año se ve seriamente afectada por la pandemia de coronavirus.

Anuncios

Cada 1 de mayo, se puede ver en el borde de las carreteras de toda Francia a vendedores ambulantes de lirio del valle, o muguet. Se vende por ramitas o en potecitos, a veces acompañado de una rosa, y se regala a las mujeres de su familia o de su entorno.

Pero este año, no habrá vendedores ambulantes, ni se podrá ir a una floristería. Sólo se permite comprar en línea para recibir el pedido en su casa o pasar a buscarlo. Una decisión que provocó una gran indignación entre los floristas, que deben permanecer cerrados hasta el 11 de mayo, fecha del desconfinamiento.

En tiempos normales, para el 1 de mayo, el 31% de las ramitas vendidas en Francia se compran en una floristería, el 25% en los supermercados, el 11% en los mercados, el 9% en los viveros, el 4% en las granjas y el 20% en otros lugares, especialmente en la calle, según el panelista Kantar.

En el Palacio del Elíseo, el presidente Emmanuel Macron, por su parte, mantuvo la tradicional ceremonia de entrega de lirio del valle, aunque con menos de 10 personas.

Una vieja tradición

Los vínculos entre el 1 de mayo y el lirio del valle se remontan a viejos tiempos. En la antigua Roma, las celebraciones en honor de Flora, la diosa de las flores, tenían su apogeo el 1 de mayo. Los celtas celebraban el comienzo del verano ese mismo día, bailando alrededor de un árbol para ahuyentar a los espíritus malignos, y creían que el lirio del valle traía suerte.

En 1560, el rey francés Carlos IX, visitando la región de la Drôme con su madre, Catalina de Médici, recibió muguet de parte del caballero Louis de Girard de Maisonforte, cosechado en su jardín de Saint-Paul-Trois-Châteaux. El rey decidió entonces dar la flor a las damas de la corte cada año a partir del 1 de mayo de 1561. Fue allí donde nació la costumbre.

El 1 de mayo de 1895, el cantante francés Félix Mayol llegó a París y su amiga Jenny Cook le dio un ramo de lirio del valle. Puso la flor en su solapa en su primer concierto en la sala Concert Parisien. La serie de conciertos fue un éxito, y Mayol transformó el muguet en su emblema. Muy popular en ese momento, el cantante relanzó la tradición.

El 1 de mayo de 1900, durante una fiesta organizada por grandes diseñadores parisinos, todas las mujeres recibieron un ramo de flores, y los diseñadores comenzaron a ofrecer flores a sus clientas cada año. Christian Dior incluso hizo del muguet el emblema de su marca.

La flor sólo se asoció con el Día de los Trabajadores bajo el gobierno de Vichy, el régimen que colaboró con la Alemania nazi. El 24 de abril de 1941, el mariscal Pétain oficializó el 1 de mayo como "Festival del Trabajo y la Conciliación Social". La rosa roja, símbolo del Día de los Trabajadores desde 1891 y muy ligada a la izquierda, fue entonces reemplazada por el muguet.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.