Saltar al contenido principal
CORONAVIRUS - FRANCIA

Polémica en torno a las mascarillas vendidas en supermercados

Profesionales de la salud sospechan a los grandes distribuidores de haber escondido sus reservas de mascarillas.
Profesionales de la salud sospechan a los grandes distribuidores de haber escondido sus reservas de mascarillas. AFP/Loïc Venance
2 min

A partir de este 4 de mayo, es posible comprar mascarillas quirúrgicas en los supermercados de Francia. Médicos y farmacéuticos han expresado su rechazo a la medida, debido a que siguen faltando mascarillas para el personal sanitario o los pacientes frágiles.

Anuncios

Desde este lunes, los franceses ya pueden encontrar en las tiendas mascarillas quirúrgicas de un solo uso, así como tapabocas de tela. Los supermercados se comprometieron a ofrecerlos en sus estantes, a petición del gobierno.

Los directores ejecutivos de varias marcas, como Carrefour, Leclerc o Intermarché, han anunciado cantidades impresionantes: 225 millones, 170 millones, 100 millones… Unas cifras que no fueron del gusto de los médicos privados y los farmacéuticos.

Para los profesionales de la salud, que han venido denunciando la falta de material de protección para ellos mismos y para los pacientes más frágiles desde el comienzo de la epidemia, estos distribuidores aprovechan la situación. Los sospechan incluso de haber escondido sus reservas de mascarillas mientras que se necesitan tanto en el ámbito médico, aún hoy en día.

¿Reservas escondidas?

Los distribuidores niegan haber recurrido a estas prácticas y aseguran que las mascarillas están llegando ahora. Tanto ellos como el ministro de la Salud, Olivier Véran, precisan que hay que distinguir entre los pedidos hechos a los proveedores, sobre los que las marcas han comunicado, y los ya entregados y almacenados.

Pero, ¿cómo pudieron obtener millones de máscaras en un período de tiempo tan corto, cuando las autoridades están luchando por obtenerlos? Algunos minoristas explican que están aprovechando su presencia en el mercado asiático, donde compran habitualmente juguetes y ropa.

Estas explicaciones no convencieron a todo el mundo. Renaud Muselier, el presidente de la región PACA (Provenza-Alpes-Costa-Azul), dio el sábado "tres días a los supermercados para demostrar que no tenían reservas secretas de máscaras durante la crisis", y amenazó con presentar una denuncia.

Según explicó Olivier Véran a Le Parisien-Aujourd’hui en France, los profesionales de la salud privados deberían estar mejor equipados en el futuro, y recibirán 100 millones de mascarillas por semana.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.