Saltar al contenido principal
Francia Coronavirus

Francia se dirige hacia el uso generalizado de las mascarillas

El uso de las máscarillas en espacios cerrados podría ser muy pronto obligatorio en Francia.
El uso de las máscarillas en espacios cerrados podría ser muy pronto obligatorio en Francia. © RFI/Mike Woods
Texto por: Hernando Sánchez
2 min

Francia, país que superó este fin de semana los 30.000 muertos por la COVID, podría vivir próximamente una segunda ola de contagios. Esto es lo que temen algunos expertos que pidieron en la prensa el uso obligatorio de las mascarillas en lugares cerrados, lo que el gobierno está estudiando. 

Anuncios

En Francia se constata un relajamiento generalizado de la población en cuanto a los gestos de protección, dos meses después del fin del confinamiento, el cual duró el mismo lapso.  

Por eso una quincena de médicos publicaron una columna en el diario Le Parisien el sábado de semana pidiendo el porte obligatorio de las mascarillas en todos los lugares públicos cerrados con el propósito de evitar un posible reinicio masivo de las infecciones.

En este momento en Francia solo es obligatorio portar el tapabocas en los transportes. El gobierno está, efectivamente, considerando la cuestión.

"Les confirmo que se está estudiando la generalización del uso de las mascarillas, particularmente en todos los lugares cerrados, pues, como ustedes saben, la circulación del virus se constata, sobre todo, en los lugares cerrados", dijo el primer ministro Jean Castex.

El ministro francés de la Salud, Olivier Verán, recordó por su parte la necesidad de portar máscara, "sobre todo cuando uno no pueda garantizar al menos un metro de distancia con las personas que lo rodean".

El gobierno anunció también que en los próximos días se van a realizar test masivos y sistemáticos en los aeropuertos. Todos aquellos viajeros provenientes de países clasificados "rojos" tendrán que someterse a las pruebas.

"Vamos a testar en el aeropuerto a los viajeros que vienen de países, denominados 'rojos' es decir, de los países con más circulación del coronavirus", declaró Gabriel Attal, el nuevo portavoz del gobierno, lo que podría suponer realizar hasta "2.000 tests diarios".

"Los que hayan hecho un test en su país de origen no tendrán que volver a hacerlo al llegar a París, a Francia. Pero tendrán que presentar la prueba de que lo han hecho", agregó.

El ministro de Salud, Olivier Véran, había indicado el viernes que estaba trabajando en poner en marcha en los aeropuertos, allí "donde sea posible", tests de saliva para los viajeros que llegan de un país de riesgo. Se les "propondrán" ya que "no se puede obligar a nadie a someterse a un test", precisó.

Estos tests rápidos de diagnóstico de la infección están siendo validados por las autoridades sanitarias.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.