Saltar al contenido principal
Francia

Fiesta Nacional del 14 de julio: una ceremonia marcada por el coronavirus

Un soldado francés ajusta su máscarilla durante las celebraciones del Día de la Bastilla en la Plaza de la Concordia en París, Francia, 14 de julio de 2020
Un soldado francés ajusta su máscarilla durante las celebraciones del Día de la Bastilla en la Plaza de la Concordia en París, Francia, 14 de julio de 2020 REUTERS - BENOIT TESSIER
Texto por: RFI
3 min

Las ceremonias tradicionales se adaptan a la crisis sanitaria del país en momentos en que el número de contagios está aumentando de nuevo. En esta oportunidad se rendirá homenaje al personal sanitario por su lucha contra el Covid-19. Los fuegos artificiales parisinos serán a puerta cerrada.

Anuncios

El 14 de julio es tradicionalmente un impresionante desfile militar en los Campos Elíseos de París con 4.000 soldados franceses y extranjeros marchando por la avenida más hermosa del mundo. Pero este año, no hay vehículos blindados ni tropas a pie. La ceremonia se limitará a la Plaza de la Concordia, con sólo 2.000 participantes y unos 2.500 invitados. Los otros tendrán que conformarse con la cobertura televisiva en vivo.

Soldados franceses realizan un ejercicio militar durante las celebraciones del Día de la Bastilla en la Plaza de la Concordia en París, Francia, el 14 de julio de 2020.
Soldados franceses realizan un ejercicio militar durante las celebraciones del Día de la Bastilla en la Plaza de la Concordia en París, Francia, el 14 de julio de 2020. REUTERS - BENOIT TESSIER

 

La ceremonia será corta, poco más de una hora, pero se mantendrán los eventos obligatorios. La Marsellesa, el himno nacional, estará dedicado al personal sanitario, en primera línea contra la pandemia de Covid-19. También se espera que la patrulla aérea surque los cielos de la capital, aunque sólo una en vez de dos veces. Además, el cielo nublado también hacía prever una reducción de aeronaves en el espectáculo.

Homenaje al Servicio de Salud del Ejército

Las autoridades francesas han decidido que este 14 de julio sea un día de unidad para una nación comprometida en la lucha contra el coronavirus. Por ello, el Jefe de Estado Emmanuel Macron ha optado por destacar la participación de los ejércitos en la lucha contra la pandemia, con el servicio de salud del ejército como cabeza de cartel. Aunque sólo representa el 1% de la oferta sanitaria de Francia, ha atendido al 3% de los pacientes que sufren el virus en cuidados intensivos en sus ocho hospitales. También ha estado activa en todo el país.

"El hecho de que nos invitaran a participar demuestra realmente, para mí, que entendieron nuestra implicación y que fuimos en algún momento un eslabón esencial en la lucha contra la pandemia", dice Radu Lupescu, anestesista en Estrasburgo que fue invitado al desfile del 14 de julio.

También estarán presentes el personal de la Fuerza Aérea y los marineros que hayan trasladado a los pacientes por aire y por mar. Pero el homenaje será más amplio y abierto a los civiles, en particular los trabajadores de los hospitales públicos serán homenajeados al final de la ceremonia.

 

Soldados franceses realizan un ejercicio militar durante las celebraciones del Día de la Bastilla en la Plaza de la Concordia en París, Francia, el 14 de julio de 2020.
Soldados franceses realizan un ejercicio militar durante las celebraciones del Día de la Bastilla en la Plaza de la Concordia en París, Francia, el 14 de julio de 2020. REUTERS - BENOIT TESSIER

 

 

La edición 2020 comenzará con un homenaje al General Charles de Gaulle. Los marineros del portaaviones del mismo nombre también estarán representados en la Plaza de la Concordia, ya que se vieron especialmente afectados por la epidemia de coronavirus. Casi dos tercios de la tripulación habían sido contaminados por el Covid-19.

Fuegos artificiales a puerta cerrada

La otra gran tradición del 14 de julio es el espectáculo de fuegos artificiales. La más importante, usualmente al pie de la Torre Eiffel, tendrá lugar a puerta cerrada. El área está acordonada para evitar que los espectadores se congreguen para verla. También se emitirá por televisión.

Muchas grandes ciudades simplemente han cancelado sus fuegos artificiales. Algunas ciudades más pequeñas han optado por mantener la tradición o lanzar varias en diferentes lugares para evitar las multitudes de más de 5.000 personas.

La última tradición, cancelada por Covid-19, fue el baile de los bomberos. Cada año, las estaciones de bomberos abren sus puertas para los bailes. Permanecerán cerradas este martes.

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.