Saltar al contenido principal
Francia hoy

Francia alargará la baja por paternidad a un mes

Audio 20:44
En 2021 la baja por paternidad pasara de dos semanas a un mes en Francia, prometió el presidente Emmanuel Macron.
En 2021 la baja por paternidad pasara de dos semanas a un mes en Francia, prometió el presidente Emmanuel Macron. Getty Images
Por: Lucile Gimberg
31 min

Francia va a duplicar el tiempo de baja por paternidad: en 2021 pasará de dos semanas a un mes. Las organizaciones feministas locales y muchos padres han aplaudido la medida por sus efectos positivos en el desarrollo del niño y en la igualdad de género, pero consideran que un mes es insuficiente en comparación con el tiempo otorgado a los padres en otros países de Europa. 

Anuncios

Un reportaje de Lucile Gimberg, con la realización de Pierre Zanutto.

"Cuando un niño llega al mundo, no hay ninguna razón para que solo la madre se ocupe de él”. Así justificó el presidente francés su voluntad de duplicar el permiso por paternidad para que pase, en julio de 2021, de 14 a 28 días en Francia. Al menos siete días serán obligatorios y esta baja también beneficiará a la segunda madre, en el caso de las parejas lesbianas.

“Es importante en una pareja que los dos padres se hagan cargo del bebé. Es un momento de intimidad y de construcción para el recién nacido y futuro adulto, y también es importante que las tareas sean compartidas desde los primeros días. Por eso, alargar la baja por paternidad es muy importante para una mayor igualdad entre las mujeres y los hombres", señaló el mandatario francés al presentar la medida.

Silvana y Nicolas, una pareja franco peruana, tienen dos gemelas de 3 años, Paulina y Valentina. En el momento de su nacimiento, les habría venido bien un mes de baja por paternidad para enfrentar este torbellino desconocido.

“Mi marido tuvo un poquito más de tiempo que lo normal porque eran dos bebés pero solamente fueron 18 días. Nos pareció supremamente corto y yo tenía miedo de quedarme sola, por eso mi mamá vino desde Perú para ayudarme”, cuenta Silvana, hoy de 34 años. “Ahora la cantidad de días me parece mucho más correcta”.

Aprender a conocer a su bebé

Después del nacimiento de las gemelas, Nicolas estuvo dos semanas en casa y luego volvió a trabajar. “Los bebés recién nacidos solo lloran pero, desde un principio, por el hecho de estar todo el tiempo con ellos, uno aprende la rutina, sus pequeños gestos, qué es lo que quieren”, explica Silvana. “Uno sabe que llora porque le duele la barriguita o porque tiene hambre o porque quiere que la cambien”, especifica. “Son detalles que Nicolas se demoró un poquito más en captar porque él pasaba muy poco tiempo con ellas: llegaba del trabajo y estaba un par de horas con ellas antes de que se vayan a dormir... Entonces no era igual”. 

“Como yo estaba trabajando, cuando regresaba en casa, había muchas cosas que hacer”, dice por su parte Nicolas. “Para mí estabamos en un tren entonces no había tiempo para pensar que quizás había perdido los progresos de las niñas”.

Un caos de emociones

Regresar del trabajo y hacer las compras, limpiar la casa, preparar la comida mientras su pareja amamanta al bebé. Bañar a la criatura, cargarla en brazos para que se le pase el llanto o cualquier molestia, intentar hacerla dormir. Todo esto, Diego también lo ha vivido con sus dos hijas.

“El primer nacimiento, no estamos preparados, es un choc, cada uno lo vivirá de una manera pero yo me acuerdo bien de las emociones... No sabía si estaba contento, si estaba triste”, recuerda este músico de origen argentino criado en España. “Sobre todo para el primer hijo, hay mucha inseguridad, muchas dudas... Fue un momento muy intenso y muy bonito”, relata.

Para Diego 14 días no son suficientes para aprender a ser padre. 28 tampoco. “Hay que aprender muchas cosas y el tiempo pasa muy rápido. Cuando vuelves al trabajo y que tienes que dejar al bebé en casa, es dificil no poder seguir ocupándote de él para conocerlo mejor”.

Este tiempo también sirve para desarrollar el vínculo con el bebé. “Es poder tener el tiempo de estar simplemente frente a tu bebé, tenerlo en brazos, mirarle y hablarle, compartir esos momentos... Es importante que no solamente sea cambiarle el pañal e intentar hacerle dormir sino tener momentos de calidad con él”, señala.

Benéfico para el desarrollo del niño

La presencia en tiempo, energía y disponibilidad, de los dos padres, es benéfica para el desarrollo del niño. Crea un sentimiento de seguridad, y es particularmente importante durante el primer año, apuntan los pedopsiquiatras. Nadie nace padre o madre, se aprende y se aprende juntos, explica Juan David Nasio, psiquiatra parisino y especialista de la familia.

“El padre tiene un impacto en dos aspectos. Primero en relación con el bebé: estar en diálogo con él. El padre se hace presente el feto durante el embarazo y luego se hace presente el bebé que acaba de nacer. Pero también es muy importante para el desarrollo de los niños sentir que la madre está contenta, y no solamente con el bebé, sino que la madre está contenta de sentir que está con su compañero, con el padre, que le da seguridad, la acompaña. Y allí indirectamente el padre influye en el desarrollo del niño porque la madre está bien”.

“Lo que influye en el desarrollo de un niño son todas las expresiones del amor, es fundamental, que el niño sienta que lo quieren, lo cuidan, que están presentes, que le sonríen, que nosotros los adultos, padre y madre, estamos allí... Lo cognitivo viene después”, asevera el psiquiatra.

Frenar la depresión posparto

Para tomar su decisión, el gobierno de Emmanuel Macron pidió a una comisión, encabezada por el neurosiquiatra Boris Cyrulnik, un informe sobre los 1.000 primeros días del niño. Dicha comisión recomendó una baja por paternidad de nueve semanas, fraccionable.

Nadège Dazy tiene una hija de 3 años y es integrante de la asociación "Padres y feministas" que pedía desde hace varios años que se alargue la baja por paternidad en Francia.

“En este informe de los 1.000 primeros días Boris Cyrulnik habla mucho de la depresión posparto: es algo frecuente aquí en Francia pero no lo hablamos mucho. Para una mujer regresar a casa con un hijo pequeño y estar sola es súper difícil y hay muchas madres que sufren de estas depresiones. Es un desastre porque no hay muchas cosas para acompañarlas... Entonces tener al hombre, al papá con ellas, no voy a decir que es su ayuda porque es una corresponsabilidad pero puede ayudar mucho a las mujeres que sufren de esta depresión posparto. Y también a quienes no sufren de depresión posparto. Solamente el hecho de haber dado a luz, puede ser difícil, estamos muy muy cansadas, hay muchas cosas que hacer, es un cambio de hormonas... Entonces sí, estar acompañada, es muy importante para la salud de la mamá y para la salud del bebé”.

La presencia del padre en las primeras semanas, o incluso en los primeros meses, también es benéfica para la estabilidad de las parejas.

Una repartición más equitativa de las tareas domésticas

Los estudios lo demuestran: alargar la licencia por paternidad es clave para avanzar en materia de igualdad de género. Favorece una repartición más equitativa de las tareas domésticas y de cuidado de los niños.

“Todo se construye durante las primeras semanas, cuando la mamá regresa a casa con el bebé”, indica Nadège Dazy, también consultora en igualdad de género.

“Ahora tenemos estos 11 días de baja para el papá entonces la responsabilidad de ser padres recae solo en las madres. Todas estas pequeñas costumbres, estas cosas que vamos haciendo porque estamos en la casa, pues como las empezamos a hacer, las hacemos bien, más rapidamente, y entonces pues el papá ya no las hace. Por ejemplo cuidar a los niños, darles de comer, etc. Y eso luego se repite: en los años siguientes vemos que las madres son las que cuidan a los niños, les dan de comer, los llevan a la escuela, y así todos los días... Y lo hemos visto mucho durante esta época de Covid-19. Todas estas pequeñas cosas componen lo que se llama la carga mental, que solo recae en las madres.”

Una baja por paternidad más larga también es una herramienta para ir hacia la igualdad laboral entre mujeres y hombres porque hasta ahora la maternidad es un obstáculo en la carrera profesional de las mujeres. "La brecha salarial son los hijos", titulaba hace unos años el diario español El País.

La maternidad, un obstáculo en la carrera de las mujeres

“Esto es muy fuerte : hay muchas análisis que muestran que hay una caída del sueldo de las mujeres después del primer niño pero sobre todo después del segundo hijo", observa Dazy. “Después del segundo hijo lo que pasa muchas veces es que las mujeres dejan de trabajar o trabajar a medio tiempo y eso influye en su sueldo. Ahora la maternidad es un obstáculo en la carrera de las mujeres, y de las mujeres únicamente".

Para la asociación 'Padres y Feministas', pasar a 28 días de baja por paternidad en Francia es un avance. Pero no es suficiente. Sobretodo porque solo siete días serán obligatorios.

Hasta ahora, siete de cada diez franceses se toman la licencia por paternidad. Una cifra que no ha evolucionado desde su entrada en vigor en 2002 y que esconde grandes desigualdades sociales.

“Ahora en Francia un 30% de los padres no toma este permiso de paternidad por presiones, porque están en condiciones de precariedad y también por el peso de los estereotipos”, resume Nadège Dazy.

“La mayoría son personas que tienen contratos a corto plazo, que trabajan como autónomos. Tienen miedo de perder su empleo o que tenga una repercusión negativa en su trabajo. Además estamos en una cultura en la cual tomar el permiso de paternidad todavía no es visto como algo bueno, aunque está cambiando bastante”, afirma. “Por eso si realmente queremos que sea un cambio de mentalidad, un cambio de justicia social, pues 7 días obligatorios no es mucho”.

¿Demasiado caro en plena pandemia?

Las organizaciones patronales criticaron por su parte que se adopte esta medida en un contexto de crisis económica debida a la pandemia. Y argumentaron que esta baja por paternidad de 28 días será dificil de implementar en particular para las pequeñas y medianas empresas.

El gobierno francés ha calculado que la medida costará más de 500 millones de euros al año. Los tres primeros días de la baja serán financiados por la empresa, como ya es el caso, y los 25 restantes por la seguridad social, es decir el Estado.

"No es mucho dinero porque todos los países que han hecho estas reformas comprueban que hay que invertir en la primera infancia”, apunta Boris Cyrulnik, el neuropsiquiatra que dirigió la comisión sobre los 1000 primeros días del niño.

“Los avances en el desarrollo de los niños y en la estabilidad de las parejas son tan grandes que el analfabetismo casi ha desaparecido. Los niños que terminan en las instituciones estatales para menores sintieron más seguridad durante sus primeros años de vida entonces se recuperan mejor y el proceso de resiliencia es mucho más facil para ellos. Hay menos psicopatías - Finlandia y Noruega lo han medido - y hay menos suicidios en la adolescencia. Los informes de Noruega y Finlandia concluyen diciendo que es buen negocio ocuparse de los bebés porque el retorno sobre inversión es muy ventajoso", concluye Cyrulnik.

Francia, atrasada con respecto a sus vecinos europeos

Cuando Francia instauró la baja por paternidad en 2002, estaba a la vanguardia en Europa. Desde entonces, numerosos de sus vecinos han adoptado dispositivos mucho más generosos, que forman parte de políticas integrales hacia la niñez y la igualdad de género.

Noruega da tres meses y medio al padre, Suecia dos meses, y un año por repartir en la pareja con un 80% del sueldo. Alemania tiene una baja de 14 meses por dividir entre los dos integrantes de la pareja con un 65% del sueldo. Y en 2021, España elevará la licencia por paternidad de dos meses actualmente a cuatro meses... Lo mismo que para la madre.

 

Selección musical: 

- Daniel Melero - Descansa en mis brazos

- Grégory Privat - Family Tree 

- Siks Haedo - Influencias

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.