Saltar al contenido principal
Violencia policial

'Sin videos, no hay justicia', claman los detractores de un proyecto de ley de seguridad

Des centaines de manifestations ont défilé à Paris contre le projet de loi sur la «sécurité globale», le 17 novembre 2020.
Des centaines de manifestations ont défilé à Paris contre le projet de loi sur la «sécurité globale», le 17 novembre 2020. AP Photo/Michel Euler
Texto por: Raphael Morán
6 min

“Proteger a los que nos protegen”. Así justificó el ministro del Interior Gérald Damarmanin una nueva ley que prohibirá difundir imágenes de policías en las redes. Los gremios de periodistas, ONG de defensa de los derechos humanos y relatores de Naciones Unidas tachan esta ley de liberticida. Tras una protesta cerca del palacio legislativo francés, se produjeron este martes enfrentamientos entre manifestantes y policías.

Anuncios

Durante el primer día de debate sobre la ley, el Ejecutivo defendió un proyecto de ley que busca, según uno de los relatores de la ley, Michel Fauvergue, “ganar la batalla de las imágenes” en un contexto de frecuentes acusaciones de violencia policial contra los Chalecos Amarillos y los habitantes de suburbios pobres, muchas veces negros o magrebíes.

El artículo 24 - el más polémico de la ley - parece responder precisamente a las demandas de la corporación policial cuya imagen se ha ido degradando con la serie de videos de ciudadanos que filmaron abusos de agentes de las fuerzas del orden. Dicho artículo prevé una pena de un año de prisión y una multa de 45.000 euros por la difusión de la "imagen del rostro o cualquier otro elemento de identificación" de un policía o gendarme en una intervención cuando la finalidad de ésta sea "perjudicar su integridad física o psicológica".

“Este artículo de ley es inútil ya que el derecho penal francés ya existen varias disposiciones que protegen a los policías, como ‘provocación de comisión de un delito, amenaza de muerte y cíber acoso’”, declaró el abogado y defensor de los derechos humanos Arié Alimi, de la Liga de Derechos Humanos.

“Seguimos esperando que el ministerio del Interior francés y de los sindicatos de policías, que son los promotores de este proyecto, nos comuniquen detalles sobre la realidad de estas agresiones de funcionarios de policía en su domicilio a través de Internet. No hay cifras”, agregó, cuestionando el principal argumento del ejecutivo para justificar la ley.

Durante el primer día de debates en torno al texto presentado por el oficialismo macronista, la izquierda, con la voz de Jean-Luc Mélenchon calificó el proyecto de ley de retroceso para las libertades, mientras que la derecha los respalda y que la extrema derecha lo considera insuficiente.

A pocos metros del recinto legislativo, centenas de manifestantes se reunieron para expresar su descontento ante el texto. RFI constató la presencia de numerosos miembros de los “chalecos amarillos” que celebraban dos años de movilización. Entre ellos se encontraba Jérôme Rodrigues, una de las figuras del movimiento, gravemente herido en el ojo por un disparo de bala de goma de la policía.

Al unísono también se presentaron también los sindicatos de periodistas para rechazar una “propuesta de ley que atenta contra la libertad de prensa, la libertad de informar”, dijo Emmanuel Poupard, secretario general de Sindicato Nacional de Periodistas (SNJ), principal gremio francés de la profesión.

Y aunque el ejecutivo francés asegura que la difusión de imágenes de operativos policiales seguirá siendo posible solo si se difumina el rostro de los agentes, varias voces temen que los agentes de la fuerza pública se amparen con esta nueva ley para impedir sencillamente que se les filmen y que la ciudadanía quede privada de una herramienta de denuncia de los abusos policiales. “Sabemos perfectamente que, al penalizar la difusión de imágenes de policías, lo que se busca es impedir que la gente filme esas imágenes, y muchos policías van a seguir rompiendo los teléfonos, arrojándolos al piso y amenazando a los manifestantes”, advierte Louise Tort, abogada parisina presente en la manifestación. Tort defendió a Elvis, un hombre que recibió patadas de un policía en la cabeza mientras yacía en el piso. La escena, filmada por un transeúnte, permitió llevar a dos policías al banquillo de los acusados.

“El video fue difundido en redes sociales, lo que permitió que la fiscalía se moviera. Créanme que, si Elvis hubiera aparecido al día siguiente sin este video, nadie lo hubiera creído, nadie lo hubiera escuchado y nunca hubiera obtenido justicia, a pesar de que quedó con el rostro desfigurado y con 20 días de baja médica. La policía fue condenada”, detalló a RFI Louise Tort.

Tras transcurrir en la calma, la movilización contra el proyecto de ley acabó con enfrentamientos entre policías y algunos manifestantes. En redes sociales circularon además imágenes de agentes deteniendo, expulsando o empujando a periodistas en el perímetro de la protesta.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.