Francia

Francia: Movilización policial excepcional para impedir los desmanes de año nuevo

El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin.
El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin. THOMAS COEX AFP/File
Texto por: RFI
3 min

El ministerio del Interior anunció que “100.000 policías y gendarmes” para lucha contra los tradicionales disturbios que marcan la noche del 31 de diciembre y las fiestas clandestinas durante el toque de queda a partir de las 20 horas. “No podremos ocuparnos de todo”, advierte representante sindical de las fuerzas del orden.

Anuncios

Es una de las tradiciones de las que menos se enorgullece Francia: el conteo de los automóviles quemados en las periferias de las grandes ciudades tras la noche del 31 de diciembre. El año pasado, 1.500 vehículos fueron incendiados, según Rocco Contento, portavoz del sindicato de policías Unité SGP Police.

Esta semana, en medio de la pandemia de covid-19, el gobierno francés quiere evitar los disturbios y concentraciones ilegales para la noche de año nuevo.

"Hay que dar prioridad en los próximos días a la lucha contra las reuniones no autorizadas y la violencia urbana", escribió el ministro del Interior, Gérald Darmanin, en una circular dirigida a los prefectos.

"100.000 policías y gendarmes se movilizarán excepcionalmente", anunció el Ministerio de Interior, que apuesta a  mecanismos de control "visibles" desde la entrada en vigor del toque de queda a las 20 horas y pretende enfocar la seguridad "en los centros de las ciudades y en los barrios y zonas sensibles más propensos a estos fenómenos" para asegurar la afirmación de la autoridad del Estado en todos los puntos del territorio nacional".

El ministro del Interior también pidió a los prefectos que emitan "siempre que sea posible" "órdenes que prohíban la venta de combustible en bidones" o "la venta de alcohol para llevar".

También pide que se lleven a cabo "operaciones de control y sensibilización" entre los "comerciantes de fuegos artificiales" y que se expidan requisiciones a los fiscales para que realicen "controles de identidad adecuados" y "registros de vehículos" a fin de "garantizar la ausencia de transporte de elementos peligrosos que puedan utilizarse contra las fuerzas de seguridad interna".

"No podremos ocuparnos de todo"

 El Ministro también estudia además la "posibilidad de cerrar todo o parte del sistema de transporte público a partir de las 20 horas".

 En cuanto a las "fiestas clandestinas", la instrucción es que se intervenga "lo antes posible", "tan pronto como se informe de una reunión de este tipo". Además de multar a los participantes, "dará prioridad a la identificación de los organizadores", escribe el ministro.

El ministro finalmente sugiere no comunicar localmente sobre la quema de vehículos, para "evitar cualquier fenómeno de competencia" entre localidades.

“No podremos ocuparnos de todo”, advierte Rocco Contento, portavoz del sindicato de policías Unité SGP Police, en declaraciones a la radio France Bleu.

"La gente tiene, entre comillas, el derecho a festejar el 31 de diciembre. Tendremos otras prioridades. Además, ¿cómo sabes si la gente está haciendo una fiesta en su apartamento? ¿Que hay mucho más de seis de ellos? No podemos entrar en las casas de la gente. No lo sabremos a menos que la gente llame a la comisaría para informar que sus vecinos están de fiesta con más de 20 personas. Si eso sucede, la policía podría intervenir”, apunta.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas