FRANCIA CORONAVIRUS

Un toque de queda más amplio entra en vigor en toda Francia

Las calles de Niza (sur de Francia) durante el toque de queda decretado para lucha contra el coronavirus.
Las calles de Niza (sur de Francia) durante el toque de queda decretado para lucha contra el coronavirus. REUTERS - ERIC GAILLARD
Texto por: María Carolina Piña
2 min

Este sábado entra en vigor un toque de queda más amplio, desde las 6pm hasta las 6am, en todo el territorio nacional y por al menos 15 días.

Anuncios

Los franceses tendrán que tener paciencia este invierno. A partir de este sábado se pone en marcha un nuevo toque de queda, más amplio, que obliga a la población a no salir de sus casas desde las 18h hasta las 6h, y por al menos 15 días.

Esa es la principal medida tomada por el gobierno francés el jueves pasado para tratar de contener la propagación del coronavirus y evitar un nuevo confinamiento estricto. Desde diciembre pasado, la población francesa ha tenido que someterse a un toque de queda pero que comenzaba a las 20h. Solo algunos departamentos en el este del país, donde la situación sanitaria es más preocupante, tenían obligación de resguardarse a partir de las 18h.

La extensión de esta medida a todo el territorio nacional a partir del sábado se tomó en virtud de las cifras de contagios registradas en los últimos días, según dijo el jueves el primer Ministro Jean Castex

El jefe de gobierno anunció que en paralelo se agilizaría la campaña de vacunación, operación que recibió severas críticas por la lentitud del proceso. A partir del lunes próximo, Francia entrara en la segunda fase de su campaña de vacunación, aplicando la vacuna a todos los ciudadanos mayores de 75 años. Hasta ahora, solo las personas mayores internados en residencias de ancianos y el personal de esos establecimientos, podían acceder a la vacuna.

Castex explicó que las esperanzas de superar la crisis están puestas en la vacuna. Sin embargo, las autoridades se enfrentan a la reticencia de la población: el 58% de los franceses se dice renuente, considerando que hay pocas garantías en una vacuna desarrollada en tiempo récord.

La campana francesa se enfrenta a otro obstáculo de envergadura: Pfizer, grupo estadounidense que junto al alemán BioNTech desarrollo la vacuna comprada por Francia, podría tener un retraso en la producción de la molécula.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas