SALUD

Cabinas de teleconsulta médica se instalan en toda Francia

Estas cabinas pueden instalarse fácilmente en grandes farmacias, escuelas y empresas.
Estas cabinas pueden instalarse fácilmente en grandes farmacias, escuelas y empresas. © iStock/Anna Bryukhanova

Una empresa francesa desarrolló una cabina de teleconsulta médica para que las autoridades locales puedan combatir el aislamiento sanitario en los llamados “desiertos médicos”. Cabinas totalmente equipadas y conectadas, que se instalan cada vez más en este periodo de pandemia en pequeñas ciudades sin servicios sanitarios.

Anuncios

Por Dominique Desaunay.

Estas cabinas medicalizadas y automatizadas ofrecen a médicos y pacientes un espacio de confidencialidad para interpretar a distancia los datos necesarios para una consulta médica. Pueden instalarse fácilmente en grandes farmacias, escuelas y empresas.

Desde la pandemia de Covid-19, con la garantía de una descontaminación impecable de las cabinas entre dos visitas de pacientes, las pequeñas ciudades también las están utilizando para suplir la escasez de médicos que sufren muchas regiones. "El objetivo es repoblar médicamente una Francia que falta de profesionales sanitarios", explica Nathaniel Bern, cofundador de Medadom, la empresa que desarrolló el dispositivo.

Aumento de los desiertos médicos

"Los desiertos médicos aumentaron en Francia y con la crisis sanitaria los pacientes ya no pueden consultar rápidamente. Por eso estamos instalando cabinas de telemedicina que permiten a las personas aisladas consultar por video a médicos en todo el país. Concretamente, el paciente llega a la cabina, introduce su tarjeta del seguro médico y crea una cuenta, luego responde a algunas preguntas, y a continuación se le pone en contacto con un médico sin necesidad de cita previa", dice Nathaniel Bern.

"La cabina integra varios instrumentos médicos conectados que permiten al profesional afinar su diagnóstico, como un estetoscopio o un dermatoscopio. El médico puede escuchar su corazón a distancia, puede inspeccionar sus conductos auditivos...", detalla el cofundador de Medadom.

Tras el paso del paciente, "las cabinas son desinfectadas, lo que permite que el siguiente paciente entre en la cabina serenamente, sin temor a una posible contaminación por algún patógeno".

Cubrir la escasez de médicos

Los desiertos médicos no siempre se encuentran donde los imaginamos, como lo demuestra una de las últimas instalaciones de estas cabinas, en el ayuntamiento de Cormeilles-en-Parisis, en la región de Isla-de-Francia (cerca de París). Una región que concentra el mayor número de personas que renuncian a consultar por no encontrar a un médico de cabecera cerca de su casa.

La cabina de teleconsulta no es la única innovación de la empresa, que también ofrece una aplicación web y móvil para realizar una visita a distancia e instaló más de 350 dispositivos con funciones equivalentes a la aplicación en las farmacias de Francia.

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas