Francia

Un tercio de la producción francesa de vino se pierde por heladas

Una imagen tomada el 13 de abril de 2021 muestra brotes de vid dañados por las heladas de la semana previa en Estagel, cerca de Perpiñán, en el sur de Francia.
Una imagen tomada el 13 de abril de 2021 muestra brotes de vid dañados por las heladas de la semana previa en Estagel, cerca de Perpiñán, en el sur de Francia. AFP - RAYMOND ROIG

Al menos un tercio de la producción francesa de vino de este año, que representa casi 2.000 millones de euros en ventas, se perderá debido a un clima inusualmente frío a principios de la primavera, advirtió la Federación Nacional de Sindicatos de Agricultores de Francia.

Anuncios

La semana pasada, Francia sufrió un episodio de heladas muy severo que afectó a los viñedos, pero también otros cultivos. Es "probablemente el mayor desastre agronómico de este principio de siglo XXI", según el ministro de Agricultura Julien Denormandie.

Ante las heladas, los viticultores han utilizado todos los medios a su alcance. ¿Por qué es excepcional este episodio? En primer lugar, por su gran escala. Afectó prácticamente a la totalidad del país, "lo que es bastante inusual", afirma Iñaki García de Cortazar Atauri, director de la unidad de Agroclima del Instituto Nacional de Investigación Agrícola, Alimentaria y Medioambiental (INRAE).

Cuando el tiempo se volvió "más cálido" en marzo, las vides salieron de su fase de reposo invernal y aparecieron las yemas. Cuando un frente frío procedente del norte de Europa llegó de repente a Francia, las vides sufrieron mucho.

Brotes de vid dañados por las heladas fotografiados a primera hora de la mañana en los viñedos de Muscadet de la familia Lieubeau en Vertou, Francia, 14 de abril de 2021.
Brotes de vid dañados por las heladas fotografiados a primera hora de la mañana en los viñedos de Muscadet de la familia Lieubeau en Vertou, Francia, 14 de abril de 2021. REUTERS - STEPHANE MAHE

El investigador señala que "siempre es delicado atribuir los fenómenos extremos al cambio climático". "Pero llevamos más de cuarenta años observando el avance de la vegetación".

¿Qué se puede hacer al respecto? Una forma sencilla es colocar grandes velas de cera en las parras. Irradian calor, que calienta la atmósfera durante unas 12 horas. Se necesitan 400 velas por hectárea. Esta es la técnica más común.

Calentadores encendidos a primera hora de la mañana para proteger los viñedos de los daños causados por las heladas en las afueras de Chablis, Francia, 7 de abril de 2021.
Calentadores encendidos a primera hora de la mañana para proteger los viñedos de los daños causados por las heladas en las afueras de Chablis, Francia, 7 de abril de 2021. REUTERS - PASCAL ROSSIGNOL

Otro método: rociar las vides con agua. Esto forma una cáscara de hielo alrededor de las yemas, que las protege de temperaturas muy negativas (hasta -7 grados)", dice Anastasia Rocque, especialista en heladas del Instituto Francés de la Viña y el Vino (IFV).

Riego con agua a primera hora de la mañana para proteger los viñedos de los daños causados por las heladas en las afueras de Chablis, Francia, 7 de abril de 2021.
Riego con agua a primera hora de la mañana para proteger los viñedos de los daños causados por las heladas en las afueras de Chablis, Francia, 7 de abril de 2021. REUTERS - PASCAL ROSSIGNOL
Riego con agua a primera hora de la mañana para proteger los viñedos de los daños causados por las heladas en las afueras de Chablis, Francia, 7 de abril de 2021.
Riego con agua a primera hora de la mañana para proteger los viñedos de los daños causados por las heladas en las afueras de Chablis, Francia, 7 de abril de 2021. REUTERS - PASCAL ROSSIGNOL

Más fáciles de usar son las torres anticongelantes fijas: formadas por un pilar de unos diez metros de altura y unas aspas, agitan el aire, enviando el calor al suelo y devolviendo el aire frío hacia arriba, lo que iguala las temperaturas. Son eficaces hasta -4 grados. También existen pequeñas torres anticongelantes móviles, pero son menos eficaces.

Un viticultor enciende un fuego a primera hora de la mañana, para proteger los viñedos de Muscadet de la familia Lieubeau de los daños causados por las heladas en Vertou, Francia, 14 de abril de 2021.
Un viticultor enciende un fuego a primera hora de la mañana, para proteger los viñedos de Muscadet de la familia Lieubeau de los daños causados por las heladas en Vertou, Francia, 14 de abril de 2021. REUTERS - STEPHANE MAHE

Más espectacular, el helicóptero también puede ayudar a las viñas. Con sus aspas, recoge el aire caliente en altura para llevarlo al suelo. Sin embargo, se requieren autorizaciones para volarlo y la mayoría de las veces se autoriza a primera hora de la mañana.

¿Cuáles son las principales limitaciones de estas técnicas? El mundo vitivinícola responde a coro: "el costo".

Según Jérôme Despey, secretario general de la Federación Nacional de Sindicatos de Agricultores (FNSEA) y viticultor de la región de Hérault (sur de Francia), el sistema de aspersión del viñedo representa una inversión de entre 8.000 y 14.000 euros (sin impuestos) por hectárea. Por lo tanto, es "para viñedos de alto valor".

Las torres anticongelantes requieren una inversión de unos 40.000 euros sin impuestos para 5 hectáreas. Pero no son eficaces si hay demasiado viento.

Los helicópteros son utilizados por algunos grands crus (vinos de Gran Reserva). El coste es de unos 7.500 euros por 25 hectáreas.

En cuanto a las velas, cuestan 2.500 euros por hectárea para tres noches de protección. Pero esto requiere un mantenimiento importante.

Estas técnicas también plantean la cuestión de su impacto medioambiental (uso de agua, etc.) y las posibles molestias (ruido). Ante las intensas heladas de los últimos días, no fueron suficientes para proteger los viñedos.

Con AFP

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas