Francia

Covid-19: el gobierno francés anuncia una flexibilización progresiva de las restricciones

"El punto crítico de la tercera oleada de la epidemia parece haber quedado atrás", afirma Jean Castex.
"El punto crítico de la tercera oleada de la epidemia parece haber quedado atrás", afirma Jean Castex. AFP - LUDOVIC MARIN

El primer ministro francés, Jean Castex, detalló el jueves 22 de abril en una rueda de prensa el calendario de flexibilización progresiva de las medidas adoptadas para combatir la pandemia de Covid-19. Aumento de restricciones para viajeros de Brasil, Argentina, Chile, Sudáfrica e India.

Anuncios

"El punto crítico de la tercera oleada de la epidemia parece haber quedado atrás", afirma Jean Castex. "Pero debemos permanecer atentos", subraya. Tres semanas después de la instauración en todo el territorio nacional de un tercer confinamiento, aunque oficialmente no lleve este nombre, el ejecutivo reveló este jueves el levantamiento progresivo de las restricciones.

Afectará en primer lugar a los centros educativos. Los jardines de infantes, las guarderías y las escuelas primarias volverán a la presencialidad como estaba previsto el lunes 26 de abril. Los estudiantes de secundaria tendrán que esperar una semana más.

Sin embargo, este nuevo curso escolar se llevará a cabo con un "protocolo muy estricto" y un "refuerzo masivo de tests", con el despliegue de pruebas salivares en los colegios de primaria la próxima semana y autoexámenes en las escuelas secundarias. Se han encargado 64 millones de pruebas para el personal educativo nacional y los estudiantes de secundaria, dijo Jean Castex. El Ministro de Educación Nacional también ha indicado que en cuanto un alumno sea declarado positivo a Covid-19, se cerrará su clase.

Además, a partir del 3 de mayo se eliminarán las restricciones a los desplazamientos diurnos, actualmente limitados a 10 km alrededor del domicilio. No obstante, se mantiene el toque de queda, vigente de 19 a 6 horas, hasta nuevo aviso. "Veremos a mediados de mayo, el siguiente paso, cuál será la situación de la epidemia", dijo Jean Castex.

Dependiendo de la situación, también se avizora una reapertura de ciertos sectores hacia mediados de mayo. Esto podría comenzar con las tiendas, algunas actividades culturales y deportivas y las terrazas de los restaurantes. Pero estas reaperturas de lugares cuya lista "no está fijada definitivamente" se harían bajo ciertas "condiciones", que podrían ser "territorializadas", dijo el Primer Ministro, prometiendo "detalles en los próximos días". Las grandes federaciones de comercio y unos 150 empresarios, franquicias y afiliados de grandes firmas, que pidieron este jueves en Le Parisien "una reapertura imperativa de todos los comercios de aquí al 10 de mayo", tendrán que ser pacientes.

Refuerzo de los controles en las fronteras

Estos alivios anunciados van acompañados de un refuerzo de los controles en las fronteras. Para evitar la llegada de variantes al territorio francés, el jefe del gobierno anunció la puesta en marcha a partir de este viernes "de un sistema de control reforzado para las personas que lleguen de Brasil, Argentina, Chile, Sudáfrica e India". A su llegada a Francia, todos los pasajeros procedentes de estos países serán puestos en cuarentena durante 10 días, "independientemente del resultado de su prueba", dijo el ministro del Interior, Gérald Darmanin.

Antes de embarcar, los pasajeros tendrán que declarar a la compañía aérea su lugar de cuarentena en Francia y aportar una prueba de su existencia. Si estos documentos no son concluyentes, la compañía aérea puede prohibirles el embarque. Se realizará un nuevo control a la llegada.

Esta medida sustituye al compromiso de aislamiento de siete días que deben asumir actualmente los viajeros que llegan a Francia. Tendrán que probar a su llegada una prueba PCR de menos de 36 horas y serán sometidos "sistemáticamente" a una nueva prueba antigénica, añadió Gérald Darmanin.

En la misma rueda de prensa, el ministro de Sanidad, Olivier Véran, ha declarado que los franceses mayores de 55 años pueden, "a partir de este sábado", vacunarse contra el Covid-19 con la vacuna de Johnson & Johnson, la cuarta disponible en el territorio francés. El despliegue de esta vacuna se había suspendido tras la aparición de casos de trombosis. Francia recibió un primer envío de 200.000 dosis de la vacuna a finales de la semana pasada, pero estaba a la espera de las conclusiones de la Agencia Europea del Medicamento (EMA), que dijo el miércoles que tenía una relación beneficio/riesgo favorable, a pesar de un riesgo "muy raro" de coágulos de sangre. Las autoridades cuentan con la aceleración de la campaña de vacunación. Más de 13 millones de franceses -de un total de 67 millones- habían recibido al menos una dosis el miércoles por la noche.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas