Francia

La mayoría de los franceses no quieren regresar a la oficina de antes del covid

El trabajo desde casa se convirtió en la norma para muchas personas en el mundo durante la pandemia. Imagen de ilustración.
El trabajo desde casa se convirtió en la norma para muchas personas en el mundo durante la pandemia. Imagen de ilustración. REUTERS/Eva Plevier

A partir de este miércoles, los franceses deben empezar a retornar de manera presencial a sus lugares de trabajo debido a que la pandemia de comienza a estar bajo control. Sin embargo, el 74% de quienes han trabajado a distancia no quieren regresar al mundo laboral tal como lo conocían.

Anuncios

Desde este 9 de junio, se flexibilizan en Francia las restricciones de las medidas sanitarias. Con la apertura parcial de las salas de bares y restaurantes, el trabajo a distancia debe seguir siendo prioritario, pero deja de ser obligatorio para las empresas.

En la función pública, por ejemplo, deberán ir dos veces por semana a la oficina hasta el 1 de julo, fecha en que pasará a tres días de asistencia obligatoria. Desde el 1 de septiembre, se prevé un retorno al régimen laboral pre-pandémico, salvo para quienes formen parte de la población más vulnerable (mayores de 65 años o con condiciones médicas particulares).

Sin embargo, para una mayoría de quienes han probado el teletrabajo, la vuelta al viejo mundo no es algo deseable. Es la opinión del 74% de los teletrabajadores y de uno de cada dos empleados en general, según la encuesta de OpinionWay publicada por Le Parisien.

"El teletrabajo ha hecho que la gente sea consciente de que hay demasiados procesos (procedimientos de ejecución, circuito de validación), que son percibidos por los empleados como un obstáculo para hacer un buen trabajo", dice Christophe Nguyen, autor del estudio citado por el diario francés.

Reencontrarse en un ámbito laboral con gente que ha perdido familiares o en empresas que están siendo reestructuradas por la crisis también forma parte de los temores.

Las compañías toman en consideración la necesidad de conservar medidas sanitarias que acompañen en la evolución de la situación, pero también en algunos casos el cambio que supuso en las mentalidades el paréntesis del teletrabajo.

“La vuelta a la era pre-Covid no se producirá ", estima Audrey Richard, directora de la Asociación Nacional de Directores Recursos Humanos (ANDRH). La titular de la asociación explica que muchos trabajadores ya han manifestado a Recursos Humanos su intención de no volver en las mismas condiciones.  

"El 30% de los encuestados nos dicen que se enfrentan a peticiones de empleados que se han mudado, han vendido su casa o están pensando en mudarse y quieren ver cómo van a poder trabajar, cosa que antes no ocurría", dice Richard.

 Los responsables de RRHH "se encuentran a veces con hechos consumados", añade, aunque muchos de los empleados afectados digan que pueden organizarse por su cuenta y pagar su transporte y alojamiento.

 "Lo individual no debe primar sobre lo colectivo, pero también hay que tenerlo en cuenta”, afirma.

Queda por ver si los cambios provocados por la pandemia se integrarán dentro de una nueva forma de trabajar o la crisis ha sido solo un paréntesis que se cierra con vacunación masiva de la población.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas