Terapias de reorientación sexual

Diputados franceses prohíben las terapias de reorientación sexual

Las terapias de reorientación sexual siguen existiendo en grupos católicos, evangélicos, musulmanes y judíos.
Las terapias de reorientación sexual siguen existiendo en grupos católicos, evangélicos, musulmanes y judíos. © AFP/Peter Kohalmi

Francia busca prohibir las llamadas terapias de reorientación sexual con las que grupos religiosos pretenden imponer la heterosexualidad a lesbianas, gays y transexuales a través de tratamientos psicológicos o médicos. Los diputados franceses adoptaron en una ley que sancionaría estas pseudoterapias con hasta 2 años de prisión y 30.000 euros de multa.

Anuncios

Es una de las expresiones más brutales de la homofobia: las terapias de reorientación sexual, consideradas como actos degradantes, discriminatorios y que en ciertos casos se asemejan a actos de tortura física y psicológica, aún persisten en Francia.

En un informe de 2019, la diputada oficialista Laurence Vanceneubrock reportó un centenar de casos recientes. Casos que muchas veces ocurren discretamente en comunidades religiosas radicales que practican desde sesiones psicológicas, médicas, exorcismos, bodas forzadas y hasta en los casos más extremos, tratamientos hormonales, hipnosis o choques eléctricos, según la diputada.

El francés Jean Michel Dunand contó por ejemplo al micrófono RFI cómo se le intentó aniquilar su orientación sexual durante su adolescencia a través de 8 sesiones de exorcismo:

"Fue muy solemne, un cura utilizó agua bendita y se dirigió a mi rezando para que el demonio de la homosexualidad saliera de mi cuerpo. Fue muy violento. Yo soy muy sensible entonces me sentí mal, reaccioné con convulsiones, grité y me pegué la cabeza contra el piso de la capilla. Era una cosa totalmente obscurantista, fue de película".

Según el periodista Thimothée de Rauglaudre, co autor de una investigación periodística titulada Dios es amor, las terapias de reorientación fueron impulsadas por pastores estadounidenses. “En Francia, estas terapias aparecieron en los años 90 a través de un grupo que se llama Torrente de vida, creado por un pastor de California que pretendía haberse curado de la homosexualidad gracias al Cristo. Poco a poco, se abrieron otras sucursales en otras ciudades francesas", dijo Rauglaudre

Este martes, los diputados franceses aprobaron en primera lectura y de manera unánime la prohibición de las terapias de reorientación sexual. Se prevén penas de cárcel de 2 años y hasta 3 si la víctima es menor de edad, y decenas de miles de euros de multa. Según Thimothée de Rauglaudre, era hora de actuar a nivel legislativo: "La ministra de la Igualdad y el Ministro de Justicia afirman que el derecho penal ya reprime estas prácticas. En realidad, no es suficiente. Crear un delito específico permitirá a las victimas identificarse como tal y entender que se atentó contra su integridad y así poder acudir a una comisaría para denunciar los hechos”, opinó con RFI el periodista de investigación.

Si esta nueva ley es aprobada por el senado, Francia podría unirse a la lista de Estados que condenan o prohíben las terapias de reorientación sexual como ha sido el caso en Malta, Alemania, Canadá y algunos estados de Estados Unidos.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Siga toda la actualidad internacional descargando la aplicación RFI