Revista de prensa europea

La actualidad internacional en los diarios europeos

Texto por: Alejo Schapire
3 min

Anuncios

Un fotomontaje del presidente francés Nicolas Sarkozy haciendo surf sobre un billete de 100 euros ilustra la portada del diario comunista L'Humanité. La explicación, en El País de Madrid, que le dedica sus dos primeras páginas al asunto bajo el título: "El caso L'Oréal salpica de lleno a Sarkozy". "La ex contable de la mujer más rica de Francia [Liliane Bettencourt] declara a la policía que el presidente recibió financiación ilegal para su campaña" electoral, señala el diario. "Preparé un sobre con 150.000 euros", denunció la contadora, que precisó que el Jefe de Estado era un habitué del Palacete de Bettencourt en la época que éste era alcalde de la ciudad de Neuilly. Según ella, Sarkozy formaba parte de los políticos que cenaban en lo de los Bettencourt "y luego se iban con un sobre de dinero". El diario de izquierda francés Libération también se pregunta en portada si Sarkozy recibió dinero en efectivo. Porque el escándalo ya no salpica sólo al ministro de Trabajo, Eric Woerth, acusado de hacer la vista gorda ante el presunto fraude fiscal de la mujer más rica de Francia y empleadora de su esposa. El escándalo se llama ahora "Sarkozy-Bettencourt", deplora el diario de derecha Le Figaro, que pide que el presidente "tome el toro por las astas" y hable. Porque mientras tanto, "el Partido Socialista aprovecha el caso Bettencourt para lanzar su campaña presidencial", alerta.

 
Pasemos a una historia que llega de Medio Oriente y es ampliamente retomada por los diarios. Así lo cuenta El Periódico de Catalunya: "Hebrón, sur del territorio palestino de Cisjordania. Seis soldados israelíes de la brigada Nahal patrullan por una calle vacía. De fondo, un almuédano llama a la oración desde lo alto de la mezquita. Tienen los M-16 preparados para abrir fuego en caso de ataque sorpresa palestino. Se masca la tensión. Y de repente... Tik Tok, el bailable exitazo de la cantante estadounidense Kesha, comienza a sonar de fondo y se lanzan a una coordinada coreografía. Un minuto después, retoman la pose de seriedad".

"Son las imágenes de un vídeo, colgado en Youtube (...) que se ha convertido en una auténtica comidilla en las redes sociales", apunta el rotativo.

"Los soldados (...) debieron creer que su particular broma de adiós a sus tres largos años de servicio militar obligatorio haría algo más de gracia en el Ejército. De momento les han quitado la semana o dos de vacaciones que suele recibirse como premio al final del alistamiento, aunque parece difícil que sean severamente castigados, pues se trata de una falta disciplinaria", añade la gaceta.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas