Revista de prensa

La prensa se quedó sin el "culebrón Bettencourt"

Texto por: Mauricio Latorre
3 min

Anuncios

El vespertino francés Le Monde trae en primera plana lo que aparenta y sólo aparenta ser el fin del culebrón Bettencourt... el caso de la heredera del grupo L’Oréal, Liliane Bettencourt en conflicto con su hija que quería poner a su anciana madre bajo tutela por las multimillonarios regalos contantes y sonante a sus amigos, en especial uno, el fotógrafo Jean Marie Banier. Madre e hija fumaron ayer la pipa de la paz pero Le Monde recuerda en tapa que "el capítulo político sigue abierto". Capítulo que recordemos relaciona al ex ministro de Trabajo Eric Woerth y su esposa que cuando él llevaba la cartera de Presupuesto, ella trabajaba en el bufete que colocaba en paraísos fiscales parte de la fortuna Bettencourt. Igual, nostálgico, el editorial de Libération asegura que ahora que madre e hija se reconciliaron, "los vamos a extrañar a estos Bettencourt que durante todo este año inundaron nuestros televisores".

Hablando de culebrones, el del fundador del sitio WikiLeaks Julien Assange se le parece cada vez más. El australiano fue arrestado esta mañana en Londres y Le Figaro anticipaba en su edición impresa, que el sitio "está creando numerosos 'sitios espejo" que le permitirá replicar en caso de ‘ciberataque’ al sitio principal".

El International Herald Tribune dice ya que "el arresto, por las acusaciones sexuales en Suecia, abre nuevos interrogantes porque en Estados Unidos estudian otras acusaciones criminales" y recuerda la amenaza de Assange, quien asegura que "si algo le ocurría a él o a su sitio, serían reveladas automáticamente piezas claves" de los documentos del Departamento de Estado.

En cuanto a las revelaciones propiamente dichas, El País rescata que de los papeles confidenciales del Departamento de Estado resulta que "la OTAN le ocultó a Rusia la existencia de un plan para defender a los países bálticos". Una "extensión secreta del plan de seguridad para Polonia adoptado en enero por la Alianza atlántica".

Otros diarios siguen por su parte con el debate que impone WikiLeaks y por eso el católico La Croix se pregunta en tapa "Qué tan transparente se puede ser en este mundo, donde esa transparencia en todos los ámbitos se pierde entre exigencia de ciudadanos y consumidores y el riesgo de caer en un fenómeno obsesivo".

Y el tercer tema elegido es la situación en Costa de Marfil que vive con dos presidentes. Le Figaro dice que "el país africano vive ahora bajo la amenaza de sanciones financieras de la comunidad internacional" que apoya abiertamente la victoria en las urnas del opositor Alassane Ouattara. Una victoria por más del 54% de los votos no reconocida por Laurent Gbagbo, quien sigue atornillado a su puesto mientras que el tabloide Libération califica de "rey desnudo" a Ouattara quien "ayer dirigió el primer consejo de gobierno paralelo". Desde Suiza, el diario Le Temps también ve a Ouattara como un rey desnudo, sin poderes, puesto que "Gbagbo mueve los hilos del ejército, de la televisión y de las regiones económicamente más ricas". Para Le Temps, la única posibilidad para Ouattara es el apoyo activo internacional pero "esa estrategia también tiene su límite puesto que como todo el mundo quiere evitar una nueva guerra civil ¿qué potencia se animará a intervenir militarmente?".
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas