Saltar al contenido principal

La actualidad internacional en los diarios europeos

Texto por: Mauricio Latorre
2 min

Anuncios

"Mubarak, dégage!" El mismo titular los encontramos en varios matutinos franceses retomando el grito al unísono en la plaza central de El Cairo. "Mubarak, dégage!", "lárgate" en francés que los egipcios adoptaron de la revolución de Túnez. Pero mientras el presidente Hosni Mubarak no cede y la plaza Tahrir vuelve a llenarse, el portugués Diário de Notícias describe la situación como de "vacío de poder y de impaciencia de los manifestantes". "El último resto de poder parece estar en las manos de las Fuerzas Armadas" asegura el diario que subraya las imágenes de confraternidad que hemos visto este fin de semana entre manifestantes y soldados. "Pero hay impaciencia en ambos, principalmente en la gente que ve a Mubarak aferrarse a la presidencia a pesar de no ejercer ningún tipo de autoridad".

Y para no caer, Mubarak movió piezas este fin de semana "de manera muy audaz pero tal vez de manera tardía" dice un analista del tabloide francés Libération. El mandatario llevó a cabo "un autogolpe de Estado" nombrando altos mandos militares en puestos clave: vicepresidente, primer ministro y ahora también ministro del Interior. "Muy debilitado, a Mubarak no le quedó otra salida más que llamar a los militares, que son hoy más que nunca los pilares del sistema" concluye Libération mientras que el conservador Le Figaro asegura que "Mubarak se está jugando sus últimas cartas" porque "incluso si sobrevive políticamente un tiempo más, el presidente no tendrá ninguna autoridad ni credibilidad". Pero Le Figaro señala también un quiebre en el apoyo histórico de Washington, que "aumenta la presión a su aliado" a través de la canciller Hillary Clinton quien "llamó por primera vez a una transición hacia una verdadera democracia".

Pero es sobre todo por la presión de la calle, que no cesa, que The Guardian habla de "un régimen Mubarak bajo sitio". De una manera bastante viceral, el editorial del diario británico asegura que "el presidente ya perdió la partida. La policía no quiere volver a la calle, renuncian altos cargos del partido oficial y los manifestantes ignoran los nuevos nombramientos y el toque de queda". Todo depende ahora "de la determinación del pueblo -concluye The Guardian- para el cual la situación ya fue demasiado lejos como para que se pueda retroceder."

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.