Saltar al contenido principal
REVISTA DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 11 de noviembre de 2011

Texto por: Jordi Batallé
4 min

Anuncios

El debate sobre la energía nuclear en Francia, y la recomendación de la Comisión de Bruselas a París  para que endurezca su plan de rigor presupuestario, son las noticias más destacadas de la prensa francesa de hoy

“Nuclear ¿si o no?", se pregunta el titular de portada de Liberation, en torno a un puño que sostiene una rosa -emblema de los socialistas franceses-, explicando que la discusión entre socialistas y ecologistas, con vistas a las elecciones del año próximo, ha subido de tono esta semana sobre la cuestión nuclear.

Paul Quinio nos recuerda en el editorial de Liberation que ya en 1981, el candidato socialista a la presidencia, François Mitterrand, afirmaba que “ecología y socialismo son el mismo combate” y prometía la “limitación de la energía nuclear a las centrales en construcción esperando que el país, realmente informado, se pronuncie por referéndum”.

Treinta años más tarde, podemos leer en Liberation que François Hollande, quien se presenta como heredero del único presidente socialista de la Quinta Republica, se encuentra, más o menos en la misma situación. Y ya sabemos, constata el editorialista, en qué quedaron las promesas de Mitterrand.

François Hollande, ¿sabrá encarnar en caso de elección una mutación verde sincera y asumida por la familia socialista?, se pregunta Liberation. Y aunque Hollande se ha comprometido en reducir a la mitad la parte de electricidad de origen nuclear, para los Verdes la rosa está medio vacía.

-Que opina sobre este tema la prensa conservadora…

Para Le Fígaro, “Los Verdes ponen a prueba a Hollande”. Este es el titular de portada, explicando que en razón de la falta de acuerdo sobre el tema nuclear, los ecologistas amenazan al partido Socialista de una “ruptura”, que podría llevarlos a presentarse en solitario a las elecciones legislativas.

Paul Henri du Limbert, ironiza en el editorial de Le Fígaro,  al constatar que François Hollande prueba su firmeza con el sector de los Verdes liderado por Cecile Duflot,  que piensa que cuando no se tiene ni un euro, nada impide gastar miles de millones para salir del sistema de energía nuclear.

Ser intratable ante la postura de los verdes será la obligación de Hollande, podemos leer en Le Fígaro. Tendrá que evitar echar mano de la síntesis, que en este período de crisis sonaría a incongruencia. El problema, concluye el editorialista, es que la síntesis es la marca de fábrica de Hollande, por lo que no le queda otro remedio que jugar “contra natura”.

-Las portadas de la prensa francesa siguen con la crisis económica en Europa…

Pues parece que tenemos crisis para rato… “Después de Grecia e Italia, ¿Francia?”, se pregunta Le Monde en su titular de portada, explicando que Grecia, incapaz de llegar a un acuerdo para formar un gobierno de coalición, se hunde en la crisis política, que crece la desconfianza de los mercados hacia Italia a pesar de la transición política y sus compromisos de rigor y que la diferencia entre los tipos de interés de Alemania y Francia aumenta rápidamente, instalándose la duda sobre la deuda francesa.

En este sentido Liberation, dedica sus páginas económicas a las acusaciones a Francia de la Comisión de Bruselas por falta de rigor. Cuando el primer ministro francés François Fillon presentó el lunes su segundo plan de austeridad en tres meses, había afirmado que los objetivos de reducción del déficit público del gobierno eran “perfectamente alcanzables”. Esta no es precisamente la opinión de la Comisión Europea -podemos leer en Liberation- , más pesimista que el gobierno sobre el crecimiento económico de Francia en 2012.

El comisario finlandés encargado de asuntos económicos, Olli Rehn, declaraba ayer que Francia deberá tomar “medidas suplementarias para corregir su déficit público excesivo en 2013. Sin estas medidas, considera el comisario, el déficit de Francia solo se reducirá ligeramente,  a aproximadamente el cinco por ciento, lejos del tres por ciento al que se ha comprometido Francia con la Comisión. Una diferencia de dos puntos que significan un agujero de cuarenta mil millones de euros en las cuentas de la empresa Francia.

Y para quien no existe la crisis es para el fotógrafo alemán Andreas Gursky - podemos leer en Le Fígaro-, quien ha conseguido vender la foto más cara del mundo. El pasado martes la casa de subastas Christie’s de Nueva York vendió una de su fotos por cuatro millones trescientos cuarenta mil euros. Para su galerista, Gursky “llega a recrear de una manera inesperada y fascinante la imagen de una cosa banal, que pertenece a todos” Felicidades a este fotografo alemán.

 

 

 

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.