Revista de prensa

La reseña de la prensa francesa del primero de agosto de 2012

Anuncios

Casi todos los diarios franceses destacan en portada la regulación de los alquileres que entra hoy en vigor en 38 ciudades. En adelante, los propietarios de casas y apartamentos no podrán aumentar el precio del alquiler a su antojo cuando llegue un nuevo inquilino. Una medida necesaria, cuando se sabe que los arriendos han aumentado 50% en París en los últimos 10 años llegando a niveles inalcanzables para familias modestas, como subraya el editorialista de Libération. Pero no sólo en París se han disparado los precios. En Amiens, una pequeña ciudad al norte de Francia, ciudad universitaria, la situación es aún peor. Según cuenta este mismo matutino en Amiens los llamados "mercaderes del sueño" compran casas grandes y las dividen en cuartos independientes de 9 a 12 metros cuadrados que alquilan a estudiantes por 350 euros mensuales, es decir unos 400 dólares por mes. En Amiens se alquilan verdaderas pocilgas por 500 euros, sostiene Libération. Pero estima que la regulación de los alquileres no hará bajar los precios si no se resuelve al mismo tiempo el problema de la escasez de vivienda. Y es que, como explica Les Echos, la construcción de viviendas está semiparalizada. El diario financiero anuncia que el gobierno va a tomar medidas al respecto, obligando a las comunas a construir más vivienda social.

Otro asunto muy comentado por la prensa es lo que ocurrió con los animadores musulmanes de un centro de vacaciones para niños. Los directivos de un centro vacacional adscrito a la alcaldía de Genevilliers descubrieron que cuatro animadores (es decir los encargados de organizar las actividades infantiles y de vigilar a los niños) estaban haciendo el ayuno sagrado de los musulmanes: el Ramadán que les impide comer y beber durante todo el día. Pues bien, los directivos decidieron despachar a los animadores, por considerar que personas que no probaban bocado durante todo el día, no podían garantizar que los niños a su cargo se alimentaran bien y se hidrataran. Tanto La Croix como Libération recuerdan en sus artículos el caso de una animadora que estaba débil debido al ayuno del Ramadán, se durmió al volante de un auto y varios niños resultaron heridos. Pero a pesar de ese precedente lamentable, la decisión de suspender a los cuatro animadores practicantes provocó polémica y desató la indignación de las organizaciones musulmanas que protestaron airadamente invocando la libertad religiosa, con lo cual los responsables del centro vacacional no pudieron cambiar su reglamento para evitar que en el futuro los animadores musulmanes practiquen el ayuno durante sus periodos de trabajo estival. Para el diario católico La Croix, esta historia ilustra las dificultades que encuentran los organizadores de centros vacacionales para garantizar la seguridad de los niños y a la vez respetar los derechos y libertades de sus asalariados. Y podríamos decir que ilustra las dificultades para un Estado laico, de adaptarse a la práctica creciente de rituales religiosos.

El apagón gigante en la India también es tema de primera plana en la prensa francesa. Varios matutinos le dan despliegue en portada. "India sin electricidad", titula Le Figaro. "La mitad de la India paralizada por un apagón histórico", escribe Les Echos y explica que en distintos grados, el apagón afectó a 600 millones de personas en el norte y el oriente del país. "Las causas precisas del apagón no han sido determinadas pero al parecer ciertas regiones midieron mal sus necesidades y capacidades provocando averías en cadena del sistema. La Croix dedica su editorial a este incidente que, en opinión del diario católico, refleja la fragilidad de nuestro mundo. Pero en realidad el editorialista pone el dedo en la llaga al señalar que a pesar de ser considerada una potencia emergente, la India sigue siendo un país que no ha superado el subdesarrollo.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas