Saltar al contenido principal
REVISTA DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 31 de octubre de 2012

Texto por: Jordi Batallé
4 min

Anuncios

El debate sobre las treinta y cinco horas de trabajo por semana, reactivado por una frase del Primer Ministro, Jean Marc Ayrault, las importantes medidas que su gobierno ha adoptado para los derechos de la mujer, y los daños del huracán Sandy, son temas destacados de la prensa francesa de hoy.

“No me toques las treinta y cinco horas”, es el contundente titular de portada de Liberation, en la que explica que las declaraciones, ayer, del primer ministro francés, en las que daba a entender que una vuelta a las treinta y nueve horas no sería tabú, han sembrado la discordia.

Para Vincent Giret, quien firma el editorial de Liberation, hay algo de diabólico en las famosas treinta y cinco horas. Aunque la ley que las instauró cumple casi quince años, continúa siendo un objeto político tan inflamable como el primer día.

El editorialista nos refresca la memoria de su génesis: en 1997, Lionel Jospin, junto a Martine Aubry, tenía una triple ambición: crear el máximo empleo posible a través de un inteligente reparto del trabajo, activar la negociación colectiva en un país con muchas dificultades para practicarla e intentar reequilibrar a favor de los trabajadores unas relaciones mas que tensas en las empresas.

Todo no fue perfecto en la puesta en la aplicación concreta de este voluntarismo social, pero globalmente los tres objetivos han sido alcanzados. Por esta razón, considera Liberation, aparece una curiosa paradoja al ver el embarazo de los socialistas para defender la herencia de sus mayores.

Pero no por eso, concluye Liberation, hay que hacerle un proceso a Jean Marc Ayrault. Si el primer ministro quiso decir ayer que la política debía favorecer más que nunca la negociación, no se equivocaba al afirmar que no es tabú discutir sobre las treinta y cinco horas.

Otro tema polémico son las subidas de ciertos impuestos… y la bajada de otros…

Le Monde dedica su editorial de portada a este tema, apuntando que en el debate sobre el proyecto de ley de finanzas de la seguridad social, el nuevo impuesto aplicado a la cerveza hizo más ruido que la gratuidad total del aborto y la gratuidad de los contraceptivos para las menores de quince a dieciocho años.

Estos considerables avances en los derechos de la mujer, fueron adoptados sin polémica ni debate el pasado viernes. Solo seis diputados del partido conservador (hombres únicamente, aclara el editorialista) se opusieron a que la sanidad publica asumiera la integralidad de los gastos del aborto, votando contra, arguyendo que esta medida iba a conducir a una “banalización del aborto”. Seis diputados de quinientos setenta y siete.

Las condiciones serenas en las que se han adoptado ambas medidas, muestra el camino recorrido desde los combates en los años sesenta por el acceso a la contracepción y a favor del aborto. Levantando todo escollo financiero para garantizar el derecho de la mujer al aborto, el gobierno socialista completaba las leyes sobre el tema.

Y autorizando a las jovencitas para que dispongan gratuitamente de contracepción, permiten controlar su vida amorosa y sexual sin barreras presupuestarias. Medidas que no serán completamente eficaces, concluye Le Monde, si no van acompañadas de una política de educación sexual y de prevención para los jóvenes.

Toda la prensa habla de Sandy, que no es precisamente una adolescente.

Pues no, y sobre todo algo más turbulento ha sido el huracán que ha asolado la costa este de Estados Unidos. Más allá de las crónicas sobre los daños causados por Sandy, el periódico Aujourd’hui en France, -Hoy en Francia- se pregunta en su portada: “¿Estamos amenazados por tempestades gigantes?” , explicando que Sandy, que ya ha causado al menos treinta y un muertos en Estados Unidos, puede ser el anunciador de otras catástrofes. Los climatólogos prevén en los próximos años una multiplicación de fenómenos metereológicos extremos en América del Norte y Europa.

El mismo periódico se pregunta si el calentamiento del planeta puede ser responsable, apuntando que hay división de opiniones entre los científicos, citando a un climatólogo que opina que aunque efectivamente se han producido más ciclones en las últimas décadas, es difícil atribuir la responsabilidad con certitud a la actividad humana. A la pregunta de cómo protegerse de estos fenómenos Hoy en Francia apunta que habrá que pensar en trasladar las poblaciones costeras para ponerlas al abrigo. Sobre todo, concluye, si los políticos no se ocupan de la reducción de las emisiones de CO2, tema que ninguno los dos candidatos a la presidencia de Estados Unidos ha abordado en su campaña.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.