REVISTA DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 19 de julio de 2013

Texto por: Alexandra Pineda
3 min

Anuncios

El principal titular de portada del matutino de izquierda Libération dice: "Dictadura a la Putin". El periódico estima, en efecto, que la condena a 5 años de reclusión que la justicia rusa impuso ayer al opositor Alexei Navalny, es una prueba más del carácter dictatorial del régimen de Vladimir Putin. "Ese ex-agente de la KGB que no acepta que nadie cuestione su poder absoluto", en palabras del editorialista de Libération que recuerda algunos precedentes: "Las Pussy Riot, culpables de haberse burlado del zar, están en campos de trabajos forzados; Khodorkoski, el oligarca que se volvió crítico del régimen, sobrevive desde hace 10 años en una cárcel de Siberia, tras varias condenas injustas. Y otros muchos periodistas, activistas, militantes de derechos humanos han sido asesinados por esbirros del régimen o silenciados. En la Rusia de Putin, la justicia, la policía, la prensa y el Parlamento están bajo las órdenes del Kremlin, como en los mejores tiempos de la Unión Soviética", escribe el matutino y sostiene que ya es hora de que "Europa y Francia dejen de tratar a Putin como un presidente respetable y empiecen a tratarlo como lo que es: un dictador."

La coronación del principe heredero de Bélgica el domingo, es el tema de portada del matutino católico La Croix. "Los belgas esperan al nuevo rey", dice el titular y a renglón seguido el diario afirma que el futuro monarca Felipe tendrá que hacer frente a las veleidades independentistas de los flamencos, a los interrogantes sobre el papel de la monarquía y a las dudas sobre su personalidad, puesto que se sabe que es un hombre tímido y retraído, con dificultades para hablar ante los medios de comunicación. "Pero cuando se convierta en rey forzosamente cambiará porque la función hace al hombre", asegura un miembro del gobierno belga citado por La Croix. El matutino afirma, por otra parte, que el espíritu monárquico está fuertemente anclado en 7 países de la UE y sostiene que en esos estados los reyes encarnan la unidad nacional. "Pero en Bélgica, que está al borde de la partición, la monarquía es como ponerle una cereza a un pastel cuando ya no hay pastel", comenta el periodista belga Albert du Roy, entrevistado por La Croix.

Le Figaro comenta el cierre de algunos servicios de urgencias en hospitales de París, anunciado hace poco por el presidente François Hollande, en aras a la racionalización de los gastos. El matutino conservador explica que no se trata de una medida aislada sino de una política que se está aplicando en todo el país y que, aunque suscita polémica y resistencia por parte del personal médico y paramédico, es una necesidad porque permitirá ahorrar dinero para comprar equipos más modernos y dotar a los hospitales con el último grito de la tecnología.

Las vacaciones son otro asunto que merece titulares en la prensa francesa, como cada año por esta época. Hoy Le Parisien publica una página completa sobre la manera como los franceses están cambiando sus costumbre estivales: hace unos años solían preparar sus vacaciones con mucha anticipación pero ahora, a raíz de la crisis, prefieren decidirlas a última hora y buscar los precios más bajos. "Y no se han equivocado -advierte el periódico-, porque este año es posible encontrar hoteles, apartamentos, casas de campo y hasta casas en los árboles a muy bajo costo, tanto aquí en Francia como en los países vecinos, particularmente en España."
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas