Saltar al contenido principal
Egipto

Aprobado proyecto de Constitución que refuerza poderes del Ejército

El portavoz de la Comisión Constituyente Mohamed Salmawy anuncia a la prensa la adopción del proyecto de nueva Constitución, el 1° de dicembre en El Cairo
El portavoz de la Comisión Constituyente Mohamed Salmawy anuncia a la prensa la adopción del proyecto de nueva Constitución, el 1° de dicembre en El Cairo REUTERS/Stringer
Texto por: RFI
4 min

El ejército, que el 3 de julio destituyó y detuvo al presidente islamista elegido democráticamente Mohamed Mursi, dirige de facto el gobierno interino al que encargó elaborar la nueva Constitución y organizar elecciones legislativas y presidenciales en 2014. El proyecto de nueva Carta Magna aprobado este domingo amplía los privilegios de los militares.

Anuncios

"Hemos aprobado el proyecto" de Constitución, anunció en la televisión Amr
Musa, el presidente de la comisión constituyente. Adoptado antes de ser sometido a referéndum para su aprobación, el proyecto de Carta Magna otorga importantes poderes a las Fuerzas Armadas que competen de ordinario al ejecutivo, legislativo y judicial.

Dentro de las amplias prerrogativas que concede el texto al Ejército se destaca la posibilidad de juzgar a civiles en ciertos casos como los que conciernen a agresiones contra militares durante el ejercicio de sus funciones y también contra bases, edificios y vehículos del ejército. Los defensores de derechos humanos denuncian el mantenimiento de esta medida, sacada de las constituciones anteriores, y temen que el "ataque directo" mencionado en el artículo sea interpretado por los jueces en su sentido más amplio y abra la vía a numerosos procesamientos.

Pero, sin duda, el más beneficiado con esta Ley Fundamental es el General Abdel Fattah al-Sissi, actual ministro de defensa pues el proyecto establece que el Consejo Supremo de las Fuerzas Armadas es el órgano encargado de aprobar la nominación a este cargo por dos años seguidos de mandato presidencial. Así las cosas, el hombre fuerte del poder en Egipto, el General Abdel Fattah al-Sissi, será inamovible de su cargo a la cabeza de la Defensa y como comandante en jefe de las Fuerzas Armadas del país por ocho años, en el caso de que no decida presentarse a las presidenciales.
El proyecto de Constitución también prevé que ni el Parlamento ni el gobierno tendrán derecho a controlar el presupuesto del ejército, como es el caso desde hace unos 40 años.

El presidente interino Mansur tendrá un mes para anunciar el referéndum, según los términos de la hoja de ruta establecida por el ejército para enmarcar la transición pos Mursi que debe desembocar en el verano de 2014 en elecciones legislativas y luego presidenciales.

 
Estudiantes defienden la democracia en la Plaza Tahrir

Al mismo tiempo que la asamblea Constituyente se disponía adoptar el proyecto de nueva Constitución, la policía disparaba granadas lacrimógenas para dispersar a más de 2.000 estudiantes que se manifestaban contra la destitución del presidente Mohamed Mursi, en la emblemática plaza Tahrir de El Cairo, epicentro de la revuelta que forzó la caída de Hosni Mubarak del poder a principios de 2011.

Como en esa ocasión, los estudiantes gritaron este domingo la consigna "el pueblo quiere la caída del régimen" y agregaron las "abajo el régimen militar" al que acusan de haber perpetrado el pasado 3 de julio un "golpe de Estado " en contra del Mursi, el primer presidente elegido democráticamente del país.

El final de los juicios de civiles ante los tribunales militares centraba las reivindicaciones de la revuelta de 2011 que terminó con treinta años de autoritarismo encarnado en la figura del presidente Hosni Mubarak. Y en los últimos meses, los revolucionarios y los partidos de izquierda esperaban que el artículo que permite el juicio de civiles por militares fuera borrado de la Nueva Constitución. Pero este domingo fue aprobado.

En virtud de esa legislación, miles de islamistas han sido detenidos, entre ellos casi la totalidad de los dirigentes de los Hermanos Musulmanes, que, al igual que
Mursi, están siendo juzgados por "incitación al asesinato" de manifestantes.

Dos figuras claves de los movimientos laicos de la juventud han sufrido los efectos de esta ley: Ala Abdel Fata ha sido detenido, acusado de haber organizado la concentración contra los juicios militares de civiles, y Ahmed Maher, fundador del movimiento 6-Abril, en cabeza de la revuelta contra Mubarak, se entregó a la justicia por una manifestación en la que se denunciaba la muerte de manifestantes durante los desfiles de finales de 2011 contra el Comité Central de las Fuerzas Armadas, CSFA.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.