Revista de prensa

La reseña de la prensa francesa del 15 de julio de 2014

Texto por: Mauricio Latorre
3 min

Anuncios

Terminado el Mundial, superado el desfile militar del 14 de julio, los diarios parisinos se centran en el conflicto israelí-palestino. Le Monde subraya que "en esta guerra sin fin" entre el ejército israelí y el brazo militar de Hamas, desde la Franja de Gaza, "las principales víctimas son los civiles". Según el vespertino, de los cerca de 190 muertos palestinos en una semana, el 80% son civiles. Los civiles de cada lado viven en un estado de exasperación como comprueban los enviados de Le Monde a ambos lados de la frontera. En Sderot, por ejemplo, en el sur de Israel, "los habitantes, que son el blanco de los misiles de Gaza, piden que el ejército entre por tierra en el enclave palestino para terminar de una vez por todas con Hamas". Mientras que en Gaza, la visión es radicalmente diferente, y un palestino le cuenta al diario que "para matar a un miembro de Hamas, Israel no duda en eliminar una familia entera", con sus ataques "quirúrgicos". Le Figaro por su parte comenzaba a anticipar antes del cierre de su edición la esperanza de un alto el fuego gracias a la intervención de Egipto, un acuerdo que todavía está por verse si será aceptado por las dos partes pero con el que Gaza, explica el corresponsal de Le Figaro en Jerusalén, podría obtener la reapertura del único puesto fronterizo entre una Franja asfixiada y el exterior. Por otra parte, Le Figaro dice que "tras una semana de bombardeos ininterrumpidos, el balance de la ofensiva israelí no es muy alentador puesto que no han logrado destruir el poder de fuego de Hamas", que continúa atacando. Hablando de víctimas civiles, el tabloide Libération estuvo en Tel Aviv, la capital económica que está a sólo 50 kilómetros de Gaza y por lo tanto al alcance de los misiles palestinos. El diario cuenta la vida cotidiana de los habitantes que "oscila entre estar atentos para correr hacia los refugios antiexplosivos y la brusca caída de la actividad comercial". Y el diario da una cifra ilustrativa: "la primera semana de guerra le costará a Israel 180 millones de euros sin contar el gasto del operativo militar y la convocación de 42 mil reservistas".

Para dejar la guerra y hablar de cultura, Nadine Gordimer, Premio Nobel de Literatura 1991, ha fallecido, nos cuenta Libération. "La escritora sudafricana y militante anti-apartheid falleció el domingo a los 90 años en Johannesburgo" y el tabloide asegura que con su desaparición es "Sudáfrica quien pierde su conciencia" porque fueron, justamente, "sus fuertes tomas de posición contra la segregación racial que la erigieron en una de las mayores conciencias literarias del país". En cuanto al estilo que mostró en sus 200 relatos y 15 novelas, el matutino dice que "su pluma elegante no ocultaba jamás la violencia de sus cuestionamientos". Le Figaro por su parte destaca que se crió en una familia acomodada, hija de un judío lituano y de una inglesa, y que a causa de una serie de enfermedades, se volvió una asidua lectora y a los 15 años publicó su primer trabajo donde ya se veía que había comprendido todo el problema de la sociedad sudafricana. No por nada más tarde se definiría como una "africana blanca y no una blanca de Sudáfrica".
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas