Revista de prensa

La reseña de la prensa francesa del 6 de octubre de 2015

El director de Recursos Humanos de Air France Xavier Broseta huye tras ser agredido por varios empleados, este 5 de octubre de 2015.
El director de Recursos Humanos de Air France Xavier Broseta huye tras ser agredido por varios empleados, este 5 de octubre de 2015. Reuters

Anuncios

Basta mirar qué medio francés publicó o no publicó las fotos de los altos directivos de Air France tratando de escapar a una muchedumbre de sindicalistas enfurecidos por el anuncio de la supresión de 2.900 empleos para identificar su sensibilidad política.

Le Figaro y Les Echos sí publicaron fotos del incidente en sus portadas; L’Humanité y Libération, en cambio, no publicaron ninguna.

Las fotos son impresionantes: el director general adjunto de Air France, Pierre Plissonier, aparece con el saco y la camisa en hilachas, en medio de agentes que tratan de ayudarlo a escapar de la turba. En otra foto, el director de Recursos Humanos, Xavier Broseta, tiene el torso desnudo, sólo conserva la corbata.

En la imagen de Les Echos, vemos a uno de los directivos de Air France saltando una valla. Ambos escaparon de los sindicalistas enfurecidos después de franquear una malla metálica de más de dos metros, ayudados por agentes de seguridad. Del otro lado se hallaban policías.

Para Le Figaro todo esto es “Incalificable”. Así titula su editorial. El diario conservador estima que la compañía aérea está simple y llanamente “jugando su sobrevivencia en medio de sindicatos de pilotos intransigentes, un Estado accionista timorato y empleados hostiles que atacan físicamente a sus dirigentes”. “¿Matarán los extremistas de Air France la compañía?”, se pregunta el diario en portada.

“Air France derrapa”, titula por su lado Les Echos. Las fotos han sido publicadas por muchos medios extranjeros. Les Echos pide en su editorial un “castigo ejemplar para mostrarle al mundo entero que en Francia no se tolera que un director de Recursos Humanos que va anunciar una restructuración tenga que escapar con el torso desnudo para tratar de escapar a manifestantes encolerizados”. Para Le Figaro, “este derrape incontrolado resume mejor que un largo discurso el bloqueo social que padece Francia”.

Ni fotos ni editorial sobre el incidente, en cambio, en Libération y L’Humanité. Pero, curiosamente, en un artículo de Libération, el periodista Christophe Alix llega a la misma conclusión que Le Figaro. “Un director de Recursos Humanos al que le arrancan la camisa –y el saco, faltó aclarar– es el símbolo de todas las taras y los impasses del diálogo social a la francesa”. Pero no es el único rasgo: Alix también incluye otros aspectos como “las tensiones recurrentes entre distintas categorías de personal que amenazan la cohesión de la empresa, una huelga récord de pilotos que le hizo perder a la compañía 400 millones de euros el año pasado, una dirección que demanda ante la Justicia a un sindicato por no haber cumplido acuerdos”.

L’Humanité, por su lado, escribe: “El conjunto de los empleados de Air France manifestaron unidos y solidarios”. El diario aporta datos sobre la otra cara de la moneda, es decir, los 2.900 puestos que van a desaparecer: 300 pilotos, 900 azafatas y auxiliares de vuelo, 1.700 personas que trabajan en tierra. L’Humanité precisa que “en cuatro años los empleados de Air France no han tenido aumento de sueldo; se ha reducido el personal; hay un menor reconocimiento a la antigüedad, no hay compensaciones para el trabajo los días de fiesta; la dirección de Air France quiere reducir el tiempo de descanso de 48 a 24 horas en rutas como la de París-Los Ángeles y París-Bangkok. Además, el personal ya ha hecho esfuerzos en el pasado, incluyendo a los pilotos, que aumentaron su productividad a cambio de la actividad y del crecimiento”. Del incidente, L’Humanité subraya que el primer ministro Valls se dijo “escandalizado por las violencias inaceptables contra los directivos de Air France, pero no por el anuncio de los miles de despidos”.

 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas