PETROLEO / IRAN

¿Que cambiará la vuelta de Irán al mercado petrolero?

Vista general sobre un muelle petrólero iraní en el estrecho de Hormuz. Enero de 2012.
Vista general sobre un muelle petrólero iraní en el estrecho de Hormuz. Enero de 2012. REUTERS/Raheb Homavandi/Files

El levantamiento de las sanciones occidentales contra Irán y el consiguiente regreso completo de ese gran productor de hidrocarburos al mercado petrolero podría hacer caer todavía más los precios del crudo. Este domingo, las bolsas de los países del Golfo ya mostraban señales de preocupación en este sentido.

Anuncios

El precio del petróleo ya está excepcionalmente bajo. En 2015, bajó cerca de un 20%, situándose por debajo de los 30 dólares el barril, después de haber caído ya en un 65% en los últimos dos años.

La vuelta de Irán al mercado petrolero, permitida por el levantamiento de las sanciones occidentales en el marco de la entrada en vigor este sábado del acuerdo nuclear, preocupa entonces todavía más a los mercados y a los países productores de crudo.

Las pérdidas registradas este domingo por los mercados bursátiles de los países del Golfo dan prueba de ello. En la apertura, la bolsa de Arabia Saudita, primer productor mundial de petróleo, perdió un 5,5%. El índice Dubai Financial Market perdía 5,6% en el ecuador de la jornada mientras que el Qatar Exchange, segundo mayor mercado regional después de la bolsa de Arabia Saudita, se situaba con pérdidas del 5%. La caída de los precios del crudo ante la perspectiva del retorno al mercado de Irán también golpeó a los mercados de Abu Dabi y de Kuwait, que bajaron 4,5% y 2,4% respectivamente.

La razón es simple. Un 80% de los ingresos de los países del Golfo provienen del oro negro y actualmente el mercado mundial ya está inundado por un exceso de oferta. La llegada de un nuevo actor - importante productor de hidrocarburos además - no es entonces para nada una buena noticia.

Irán promete 500.000 barriles de crudo más por día

Pero, aún con las sanciones levantadas, Irán va a necesitar tiempo para recuperar su capacidad de producción de petróleo. Teherán ya ha dicho que no hará ninguna concesión sobre su producción y que pondrá en el mercado unos 500.000 barriles adicionales por día y que llegará al millón de barriles adicionales a finales de 2016.

Un objetivo creíble, consideran los expertos ya que, antes de las sanciones occidentales, Irán ya producía alrededor de 4 millones de barriles por día, de los cuales siguió produciendo 3 millones, vendidos hasta ahora a los países que no observaban las sanciones.

Pero "la cuestión es si Irán será capaz de vender su producción adicional", indicó a la AFP Fawad Razaqzada, analista de Forex.com. El mal estado de las instalaciones petroleras del país añade una cuota de incertidumbre. "Hay una importante necesidad de renovar y así atraer la inversión extranjera", dijo a la AFP Christopher Dembik, analista de Saxo Bank.

¿Cual será la respuesta de la OPEP?

"Probablemente no vamos a ver una reacción abrumadora" de los precios, considera el experto Razaqzada, estimando que el impacto pleno del regreso iraní se sentirá cuando los inversores sepan bien cuánto petróleo está produciendo y cuál es la reacción de los productores competidores, especialmente dentro de la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP), en la que Teherán fue el segundo mayor productor en 2012.

¿Responderá la OPEP a esta oferta adicional mediante la reducción de su producción? "Tengo serias dudas sobre esto, sobre todo por las crecientes tensiones entre Irán y Arabia Saudita", comentó el analista.

De hecho, la reciente escalada de tensión entre Riad y Teherán podría poner en peligro aún más las posibilidades de que los países miembros del cártel petrolero se pongan de acuerdo para limitar su producción. "Irán va a vender su petróleo más barato para atraer a nuevos clientes y esto podría dar el pistoletazo de salida a una nueva guerra de precios con otros miembros de la OPEP", concluyó Razaqzada.

(Con AFP)

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas