REVISTAS DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 28 de septiembre de 2016

Trump y Clinton tras el debate del pasado 26 de septiembre de 2016.
Trump y Clinton tras el debate del pasado 26 de septiembre de 2016. REUTERS

Anuncios

La expresión se repite una y otra vez en la prensa: torpedear un barco. Sólo que el barco son los políticos y los torpedos, todo aquello que puede hundirlos. En el caso de Donald Trump, aquello que puede impedirle llegar al poder; en el de Sarkozy, regresar.

Comencemos con Trump, caso que inquieta y apasiona al mismo tiempo. “Trump, golpeado pero no hundido”, titula Le Figaro. El diario, como la inmensa mayoría de los medios en el mundo, reconoce que Clinton ganó el primer debate televisivo.
“Clinton fue más combativa, conocía mejor los temas, supo atacar y defenderse” mientras que Trump “fue incapaz de demostrar que tiene la estatura presidencial”. Pero Le Figaro recuerda que quedan dos debates y Trump “no va cometer dos veces los mismos errores”. ¿Errores? ¿Derrota? El veterano periodista republicano John Gizzi no está tan seguro. “Trump ha trastocado los códigos de la política. Por eso concluir que Clinton ganó el debate me parece un error frente a este republicano atípico”. Este periodista ha cubierto las campañas presidenciales en Estados Unidos desde hace 40 años. “Yo no vi llegar el Tren de Alta Velocidad Trump”, confiesa.

Sarkozy, cuya campaña presidencial no logra despegar, enfrenta varios torpedos.
“Lluvia de líos para Sarkozy”, escribe Libération. “Cuando faltan dos meses para la elección interna en su partido, Sarkozy no logra progresar en las encuestas y varias acusaciones empañan su campaña”, agrega el diario de izquierda. Una de ellas es un documento publicado ayer por Mediapart. Según el sitio internet, ese documento demostraría que la campaña presidencial de Sarkozy en 2007 fue financiada por el régimen libio. El primer ministro libio de ese entonces, Choukri Ghanem, afirma en ese documento haber girado un millón quinientos mil euros al equipo de campaña de Sarkozy. Ghanem evoca dos otros giros, a través de dignitarios del régimen, por un monto total de seis millones y medio de euros. Ya en 2012 Mediapart había revelado otro documento según el cual el régimen libio tenía la intención de financiar la campaña de Sarkozy por un monto de 50 millones de euros. Ahora bien, el mismo diario afirma que el documento “no constituye una prueba sino que alimenta las sospechas”. “La culpabilidad de Sarkozy no está demostrada, de esto se encargará la Justicia; pero la acumulación de casos de este tipo es inquietante”, subraya también el diario en su editorial.

Mientras la Justicia investiga, Sarkozy tendrá que enfrentar las revelaciones de un libro de uno de los consejeros que lo llevó al poder en 2007: Patrick Buisson. Este libro, La causa del pueblo, puede ser devastador para la carrera de Sarkozy al Elíseo. Es el torpedo que puede hundirlo. Buisson lo grabó en secreto durante varios meses, con una grabadora de bolsillo oculta en su saco. El libro revela, por ejemplo, que Sarkozy nombró a dos mujeres por bonitas, una como ministra de Justicia (Rachida Dati), la otra, viceministra de Derechos Humanos (Rama Yade). Una de las conversaciones más comprometedoras concierne las protestas callejeras contra un proyecto de ley en 2006, cuando Sarkozy era ministro del Interior. Según Buisson, Sarkozy “dejó que bandas de negros y árabes agredieran a jóvenes blancos” que estaban contra esa ley, impulsada por uno de sus rivales. El diario aclara que “es muy difícil” verificar las acusaciones de Buisson, pero si éstas se confirman, serían explosivas.

Aquí en Francia se espera que Hollande anuncie a finales de año si se presenta o no a la reelección. Lo que puede hundirlo es el desempleo. El presidente francés ha dicho que si no invierte la curva del desempleo, no se presentaría a la reelección. Las cifras de agosto son pésimas, las peores en dos años. En este frente “la situación sigue siendo dramática”, escribe Le Figaro. “Diga lo que diga, Hollande no ha trabajado mucho para invertir la curva del desempleo ni por su reelección”, concluye Le Figaro.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas