Saltar al contenido principal

G7 : la lucha contra el cambio climático en jaque

La canciller alemana, Angela Merkel, junto al presidente de Túnez Beji Caid Essebsi habla con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la cumbre del G7 en Taormina, Italia el 27 de mayo de 2017.
La canciller alemana, Angela Merkel, junto al presidente de Túnez Beji Caid Essebsi habla con el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, durante la cumbre del G7 en Taormina, Italia el 27 de mayo de 2017. REUTERS/Philippe Wojazer
Texto por: RFI
4 min

Los representantes de las siete potencias mundiales no lograron encontrar un “terreno de entendimiento” sobre la lucha contra el cambio climático. El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, impuso su ritmo y su visión a las discusiones. Su país seguirá reflexionando acerca de su posición respecto al Acuerdo de París destinado a reducir la emisión de gases de efecto invernadero.

Anuncios

Los líderes del G7, reunidos en Sicilia, reconocieron este sábado su incapacidad para encontrar un terreno de entendimiento sobre la lucha contra el cambio climático con Estados Unidos, cuyo presidente, Donald Trump, se mantenía inflexible, imponiendo su ritmo a las conversaciones.

"Estados Unidos está reevaluando su política en materia de clima", afirmó un representante de la delegación francesa en la ciudad siciliana de Taormina, en el sur de Italia, donde los líderes estaban reunidos desde el viernes.

Ante este desacuerdo, "los otros seis países del G7 reafirmarán su compromiso (con el Acuerdo de París), tomando nota" de la posición estadounidense en su declaración final, al término de la cumbre el sábado, precisó.

Estados Unidos dijo que quiere seguir reflexionando acerca de su posición respecto al Acuerdo de París sobre calentamiento global, destinado a reducir la emisión de gases de efecto invernadero, mientras que los otros seis países del G7 insisten en aplicarlo.

El punto de vista del presidente norteamericano "evoluciona, vino aquí para aprender", aseguró su consejero económico, Gary Cohn. Pero, su posición estará basada en "lo que sea mejor para Estados Unidos", puntualizó.

La canciller alemana, Angela Merkel, gran defensora del Acuerdo de París, ya había mencionado ante la prensa "discusiones animadas" sobre el clima el viernes, al admitir el desacuerdo.

Las sesiones del sábado comenzaron, a pedido de Italia, por un encuentro con los dirigentes de cinco países africanos --Níger, Nigeria, Etiopía, Kenia y Túnez-- para intentar dar una respuesta común a una de las mayores emergencias mundiales, la crisis migratoria.

Sin embargo, Italia tuvo que bajar sus aspiraciones por presión de Estados Unidos y el G7 se limitará a mencionar el tema en unas pocas líneas en la declaración final, según adelantaron fuentes diplomáticas.

La tensión y las fricciones han dominado este G7 por las divergencias con el presidente Trump.

Tanto el mandatario estadounidense como Merkel anularon la conferencia de prensa final del sábado, un gesto evidente de que no se logró superar las discrepancias.

Después de una gira en Oriente Medio bajo el signo de la cooperación, Trump cambió de tono frente a sus aliados europeos, pese a los reiterados intentos de sus interlocutores para hacerle cambiar de opinión.

El viernes, los jefes de Estado y Gobierno del G7 hallaron un punto de coincidencia en materia de lucha antiterrorista, tras el atentado de Mánchester y la matanza de cristianos en Egipto.

Sin embargo, el momento de los acuerdos fue breve y los siete se toparon después con fuertes divergencias en temas claves.

Además del cambio climático, el comercio internacional y su papel en el crecimiento económico mundial fue un punto de bloqueo.

También en esa cuestión, las posiciones se encuentran muy alejadas entre Estados Unidos y el resto del G7 y tampoco logró redactarse ningún texto de compromiso el viernes.

Italia negocia sin descanso y mantiene la esperanza de obtener un "progreso sustancial" sobre ese tema, según fuentes diplomáticas.

El G7 logró suscribir el viernes a una declaración sobre el terrorismo, en la que acentúa la presión sobre los gigantes de internet para que luchen más eficazmente contra los contenidos radicales, a pedido de Reino Unido.

El grupo también expresó su preocupación por el regreso de combatientes del extranjero, especialmente tras el atentado de Mánchester cometido por un británico de origen libio que al parecer viajó a Siria tras una visita a Libia.

También debía tratarse durante la cumbre la situación en ese país, nuevamente sumido en el caos tras la reanudación de combates al sur de Trípoli y los bombardeos egipcios en el este del país a raíz de la matanza de cristianos en Egipto.

A pedido de Japón, los dirigentes del G7 también se pondrán de acuerdo en una posición de firmeza frente a Corea del Norte, tras los lanzamientos de misiles balísticos por el régimen de Pyongyang.

Sobre este punto, Trump aseguró al primer ministro japonés Shinzo Abe que el problema norcoreano "se resolverá".

 

Agencias

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.