Saltar al contenido principal
REVISTAS DE PRENSA

La reseña de la prensa francesa del 19 de junio de 2017

Emmanuel Macron, este 18 de junio de 2017 en Le Touquet.
Emmanuel Macron, este 18 de junio de 2017 en Le Touquet. Reuters
Texto por: Mauricio Latorre
3 min

Anuncios

Todos los matutinos están monopolizados por la aplastante victoria del presidente Macron en las legislativas, y todos se han roto los sesos para presentar el titular con más gancho y la palma se la lleva el tabloide Libération, con una tapa teñida de amarillo, amarillo como el color del partido centrista macronista en las tortas gráficas, que ha conquistado 308 de los 577 escaños de la Asamblea. 310 o 350 si sumamos a un aliado natural. Por eso el diario titula con la metáfora china del "Imperio del Medio" mostrando la fuerte proporción de diputados oficialistas que entrarán en el hemiciclo, entre las bancadas rojas o rosas de las izquierdas y las de azules y negras de las derechas.

Otros diarios son más clásicos, como la "Apuesta ganada" por Macron según el financiero Les Echos o "Después del Elíseo, Macron conquista la Asamblea Nacional" según el conservador Le Figaro que agrega que "el presidente obtiene los plenos poderes para encarar las reformas".

En el otro extremo, el comunista L'Humanité canta "Cartón lleno y urnas vacías" para el presidente, resaltando que ayer casi 6 de cada 10 franceses no fue a las urnas, "un triste récord" que le lleva a concluir que el país "se despierta hoy bajo un régimen de presidencialismo absoluto", sin espacio para una oposición real dentro del Parlamento.

Libération explica este fenómeno, entre otras razones, por el cansancio de los franceses después de un largo ciclo de elecciones primarias y presidenciales y legislativas a dos vueltas y a una fractura evidente entre los electores y sus diputados, sobre todo los de los partidos históricos que han caído derribados masivamente.

Por eso La Croix destaca "un éxito opacado por la abstención", una "ilusión óptica", como dice el editorialista del diario católico, porque su victoria personal y la mayoría absoluta obtenida ahora le permiten renovar, casi de manera revolucionaria, todo el plantel político francés. Le permitirán sobre todo lograr las grandes reformas prometidas, como la reforma del sistema laboral, que quiere flexibilizar, y provocar un efecto dominó en la Unión Europea. Algo sin precedentes. Pero la desmovilización, que quedó plasmada en la tasa de abstención del 57%, no significa que la sociedad ha adoptado, o se ha resignado a adoptar la misma visión que Emmanuel Macron, o que están de acuerdo con la transformación que propone. Significa que el jefe de Estado deberá tener cuidado para que la oposición no se ejerza en las calles y de la manera muchas veces violenta que hemos visto en el pasado reciente.
 

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.