Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

Organismos internacionales alertan sobre el impacto de la COVID-19 en la Plataforma de Beijing

Audio 04:19
La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing fue adoptada el 15 de septiembre de 1995.
La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing fue adoptada el 15 de septiembre de 1995. © https://www.flickr.com/photos/episcopalrelief/
Por: Silvia Celi
9 min

En 2020 todo estaba preparado para celebrar el 25 aniversario de la Plataforma Beijing, que ha supuesto un antes y un después en la agenda de la igualdad de género a muchos niveles. Sin embargo, las celebraciones han sido sustituidas por una preocupación global: cómo afectará la epidemia del coronavirus a las brechas de género y los retrocesos en materia de igualdad que estamos viviendo en esta profunda crisis global. 

Anuncios

"Efectivamente 2020 iba a ser un año de celebraciones para conmemorar los avances que supuso la Plataforma Beijing*, entre los que figuraban añadir la especificidad de los derechos de las niñas, la inclusión de la perspectiva de género en aspectos como la elaboración de presupuestos, el enfoque sobre la eliminación de la violencia o la consolidación del liderazgo de las mujeres en la acción por el clima", explicó a RFI Ruth Gómez Sobrino, consultora de Naciones Unidas, con experiencia en más de 20 proyectos dedicados a la igualdad de género en varios países.

"Sin embargo, en estos momentos y debido al impacto del COVID-19 la mayoría de las organizaciones internacionales están alertando del retroceso que se está produciendo sobre estos avances y cómo la desigualdad de género está avanzando como sucede en la mayoría de las crisis, ya sean de carácter económico, medioambiental o político. Entre las áreas más preocupantes figuran el aumento de la violencia sobre las mujeres durante el confinamiento, el incremento del desempleo femenino y la caída de los salarios e ingresos o incluso las implicaciones psicológicas y sanitarias de aquellas que están en primera línea de contención de la pandemia, puesto que existe una clara feminización del sector sanitario a nivel global", añade esta experta.

 

Ruth Gómez Sobrino, durante una mision para Human Rights Defenders. Guatemala 2019/ creditos RGS
Ruth Gómez Sobrino, durante una mision para Human Rights Defenders. Guatemala 2019/ creditos RGS © creditos RGS
RFI - El llamado 'Enfoque de Género' se perfila entonces bajo esta crisis global, no sólo como un intento de avanzar hacia sociedades más justas sino también como una estrategia efectiva de recuperación de la crisis económica vinculada al COVID-19.

"Si en algo han coincidido los organismos internacionales -tanto agencias de Naciones Unidas como la Comisión Europea, la OECD o incluso ONGs-  en estos meses de pandemia global, es que el COVID-19 está exacerbando las desigualdades en general y las brechas de género, en particular. Desarrollar un enfoque de género en la gestión de la crisis y en la recuperación será entonces vital también frente a futuras crisis", señala Gómez Sobrino

"Cualquier crisis (pandemias, desastres climáticos, conflictos...) amplifica las desigualdades y la vulnerabilidad de los más débiles. Por ello, cualquier gestión de crisis necesita un enfoque de género para que la discriminación que sufren las mujeres en todas las sociedades en situaciones normales no se conviertan en un catalizador de injusticia, y en definitiva en un problema añadido en la respuesta y en la recuperación de dicha crisis".

-Enfoque de género-

"En lo que llamamos "enfoque de género", que parece tan conceptual. existen medidas concretas que ya han establecido en los informes más recientes algunos de los organismos que mencionaba anteriormente.   Incluir a las mujeres en organismos y equipos de gestión de crisis, diseñar medidas de recuperación centradas en las mujeres, por ejemplo, pequeñas y medianas empresas en sectores que serán punteros tras la crisis son algunas de las medidas que pueden suponer una oportunidad de reducir al máximo estas brechas pero también de lograr que la recuperación sea más rápida de lo que pensamos", comenta Gómez Sobrino.

RFI - Parece que el liderazgo de las mujeres del que tanto se ha hablado en los últimos años en un momento en el que parece que podríamos avanzar hacia un nuevo modelo económico tras el COVID-19 adquiere ahora un papel más que relevante.

"Nadie sabe hacia qué modelo caminamos, pero ya hay información sobre el despegue de sectores como la tecnología, la ciencia, la sanidad, la sostenibilidad...y los expertos hablan también del valor que parece que está ganando el producto local", opina.

"Es en este contexto en el que las mujeres que han sido depositarias a lo largo de la historia del saber tradicional, de la artesanía, del conocimiento de los pueblos originarios, también centrales en los equipos de investigación médica, podrían convertirse en el motor que revierta la crisis económica en la que ya están sumidos la mayoría de países del mundo. Es esto lo que convierte el enfoque de género en la gestión de la crisis y en la recuperación en la estrategia clave", concluye esta experta.

*Plataforma Beijing:

La Declaración y Plataforma de Acción de Beijing fue una resolución adoptada por la Organización de las Naciones Unidas el 15 de septiembre de 1995 al final de la Cuarta Conferencia Mundial sobre la Mujer realizada en Beijing, China.​

La Plataforma de Acción de Beijing esboza 12 ámbitos críticos que constituyen obstáculos para el adelanto de la mujer, e identifica el alcance de las medidas que los gobiernos, las Naciones Unidas y los grupos de la sociedad civil deben tomar para hacer de los derechos humanos de las minorías una realidad.

La aprobación unánime de la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing fue rubricada por 189 Estados Miembros reunidos en China como "el principal documento de política mundial sobre igualdad de género así como sobre las cuestiones emergentes que afectan la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer".

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.