Saltar al contenido principal
Enfoque Internacional

La guerra sigue durante la pandemia: 660 mil desplazados forzados en el mundo

Audio 02:29
En Yémen, un combatiente del Consejo de Transición del Sur observa un vehículo militar que pertenece a las fuerzas gubernamentales respaldadas por Arabia Saudita. 11 de mayo de 2020.
En Yémen, un combatiente del Consejo de Transición del Sur observa un vehículo militar que pertenece a las fuerzas gubernamentales respaldadas por Arabia Saudita. 11 de mayo de 2020. AFP - NABIL HASAN
Por: Lucile Gimberg
5 min

A pesar de los llamados de la ONU a una tregua mundial durante la pandemia, los conflictos armados no han cesado. En los últimos dos meses de cuarentena en casi todo el planeta, 660 mil personas, en su mayoría mujeres y niños, han sido forzadas a huir de sus casas a causa de la guerra, informó el Consejo Noruego para los Refugiados.

Anuncios

>>> Para escuchar el programa audio, haga clic en el símbolo play arriba

En los últimos dos meses, el mayor movimiento interno de población se dio en Républica Democrática del Congo, país de Africa central. Allí los enfrentamientos entre grupos armados y los militares forzaron a más de 480 mil personas a dejar sus casas.

El 23 de marzo, el secretario general de Naciones Unidas, Antonio Guterres, llamó a una tregua mundial pero con muy poco impacto, deplora Jan Egeland, secretario general del Consejo Noruego para Refugiados.

"En Siria, todavía hay cierta tregua en Idlib entre el gobierno de Asad y los grupos armados presentes en esta provincia. En cambio en Yémen, donde la alianza encabezada por Arabia Saudita declaró un cese de fuego, la guerra ha continuado", detalla Egeland a RFI. En Colombia también: "el grupo guerrillero ELN dijo que iban a cesar las hostilidades por un mes. Pero parece que el conflicto ha reanudado." Y en Chad, Niger, Afganistán, República Centroafricana, Siria, Somalia y Birmania miles de personas también han sido desplazadas.

"Esto no solo daña a quienes se ven obligados a huir, sino que socava seriamente nuestros esfuerzos conjuntos para combatir el virus", añadió Egeland.

El fracaso del Consejo de Seguridad

Ante esta situación, el secretario general del Consejo Noruego para los Refugiados urge a los países del Consejo de Seguridad de la ONU a "dejar de pelearse como niños" y a hacer presión de forma unánime para instaurar un alto el fuego global para proteger a todas las comunidades frente a la COVID-19.

"Estos beligerantes, crueles e irresponsables, reciben apoyo de los diferentes actores regionales, internacionales, de países vecinos, y el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas tiene como papel acompañar procesos de paz, ceses de fuego y negociaciones", subraya Egeland. "Sin embargo, en este momento, estos países están en una discusión inútil entre ellos sobre la Organización Mundial de la Salud y sobre quién es responsable de la pandemia", critica.

El Consejo de Seguridad, paralizado por el pulso entre Estados Unidos y China, fracasó en ponerse de acuerdo sobre un cese general de hostilidades durante la pandemia.

Boletín de noticiasNoticias internacionales esenciales todas las mañanas

Página no encontrada

El contenido que solicitó no existe o ya no está disponible.