México anuncia extradición desde España de empresario por caso de corrupción en Pemex

El empresario mexicano Alonso Ancira (C) llega a la corte de Palma de Mallorca el 29 de mayo de 2019, luego de ser detenido en la isla española
El empresario mexicano Alonso Ancira (C) llega a la corte de Palma de Mallorca el 29 de mayo de 2019, luego de ser detenido en la isla española STR AFP
2 min
Anuncios

México (AFP)

El empresario mexicano Alonso Ancira, acusado de la venta a la petrolera estatal mexicana Pemex de una planta de fertilizantes en desuso por 500 millones de dólares, fue extraditado desde España, informó este miércoles la secretaria de Gobernación (Interior), Olga Sánchez Cordero.

Ancira, expresidente de Altos Hornos de México, "enfrentará un proceso penal" en México, dijo Sánchez en conferencia de prensa.

Versiones periodísticas señalan que el empresario llegaría al país la tarde de este miércoles.

El otro principal implicado en el caso, el exdirector de Pemex Emilio Lozoya, también fue detenido en España en febrero del año pasado y extraditado a México en julio, donde enfrenta un juicio por uso de recursos de procedencia ilícita, asociación delictuosa y cohecho.

Lozoya, sin embargo, se acogió a la figura de testigo colaborador y ha acusado de diversos actos de corrupción a expresidentes y políticos mexicanos.

"Que se devuelva al erario y a la nación lo que ilícitamente se llevaron y no les corresponde", añadió Sánchez sin dar más detalles.

Ancira fue detenido el 28 de mayo de 2019 en Palma de Mallorca por presuntos delitos de corrupción, fraude contra la administración pública y pertenencia a una organización, asociación o grupo delictivo.

Permaneció un mes en prisión hasta que obtuvo libertad bajo fianza pagando un millón de dólares.

En mayo pasado, la justicia española autorizó su extradición y en noviembre se entregó para ser reingresado a la cárcel, luego que un tribunal desestimó un recurso de súplica para evadir la petición del gobierno mexicano.

Según la acusación, Ancira vendió a Petróleos Mexicanos una planta de fertilizantes en desuso por casi 500 millones de dólares, un precio considerado exagerado dada la degradada calidad del activo.

Lozoya, que dirigió Pemex de 2012 a 2016, es acusado de haber autorizado esa compra.

El exdirector de la petrolera es acusado también de haber recibido sobornos millonarios de la constructora brasileña Odebrecht, que habrían sido destinados a la campaña presidencial de Enrique Peña Nieto (2012-2018), en la que se desempeñó como encargado de asuntos internacionales.

Lozoya renunció a Pemex presionado por las crecientes denuncias en su contra y ha rechazado todas estas acusaciones.