La patronal venezolana propone pagar las vacunas anticovid de sus trabajadores

El presidente de la patronal venezolana Fedecámras, Ricardo Cusanno (C), habla en conferencia de prensa en Caracas, el 25 de marzo de 2021
El presidente de la patronal venezolana Fedecámras, Ricardo Cusanno (C), habla en conferencia de prensa en Caracas, el 25 de marzo de 2021 Pedro Rances Mattey AFP
Anuncios

Caracas (AFP)

El empresariado venezolano propuso el jueves financiar la vacunación de sus empleados a través de un programa administrado por privados, que arrancaría con seis millones de dosis.

El presidente de la patronal Fedecámras, Ricardo Cusanno, explicó que la propuesta, que depende de la aprobación del gobierno del presidente Nicolás Maduro, pretende importar 750.000 vacunas quincenales en ocho bloques con el objetivo de vacunar a tres millones de personas en cuatro meses.

Del total de vacunas, 80% estaría destinado a trabajadores y familiares de las empresas que participen en este programa, y el resto quedaría a discreción de las autoridades.

"Fedecámaras presenta al país y al Ejecutivo nacional un programa de vacunación anticovid para los trabajadores de la empresa privada y sus familiares, porque queremos ayudar, complementar y tributar a la necesidad de llegar a la llamada inmunidad de rebaño" dijo Cusanno en una conferencia de prensa.

El líder empresarial explicó a la AFP que el costo del programa variará según el tipo de vacuna que se importe, pero calcula "que en promedio sobrepasa los 100 millones" de dólares. El monto será financiado por las empresas que participen, mientras Fedecámaras ya adelantó acercamientos con organismos multilaterales para acceder a un crédito.

"La empresa es quien asume el costo de la adquisición de la vacuna; el trabajador, los familiares, el beneficiario final, que se le coloca la vacuna, no debe pagar absolutamente nada", señaló Cusanno ante periodistas, insistiendo que la propuesta no busca la comercialización de los fármacos.

"Aquí no hay ningún actor involucrado en la cadena que aspire a generar riqueza con una situación tan compleja".

El plan se ejecutaría a través de 100 clínicas privadas en el país y priorizará a trabajadores del sector salud y personas mayores de 55 años.

Las vacunas que se contemplan están autorizadas en el país -la rusa Sputnik V y la del laboratorio chino Sinopharm- y se prevé la colaboración del Estado para su adquisición.

Venezuela informó a la Organización Panamericana de la Salud su negativa a recibir vacunas de AstraZeneca, de las que tenía reservadas al menos 1,4 millones de dosis a través del mecanismo Covax.

Con casi 30 millones de habitantes, Venezuela reporta 152.508 casos de covid-19 con 1.511 fallecidos, según cifras oficiales, cuestionadas por la oposición y oenegés que denuncian un elevado subregistro.