Opositor cubano levanta huelga de hambre tras retiro de cerco policial

Anuncios

La Habana (AFP)

El opositor cubano José Daniel Ferrer levantó la huelga de hambre que mantuvo por 21 días, luego de que las autoridades retiraron el cerco policial a su organización, en Santiago de Cuba (este), dijo el activista a la AFP, aunque denunció que el lunes volvió cierta vigilancia.

"El viernes en la tarde decidimos suspender la huelga de hambre", afirmó Ferrer en un audio de Whatsapp, luego de que se retiró el cerco policial a la Unión Patriótica de Cuba (UNPACU) que él preside.

El dirigente de UNPACU, ilegal en la isla, se declaró en huelga para protestar por la vigilancia que había estado sufriendo la sede de su organización dedicada a apoyar con alimentos, medicamentos y servicios a personas en extrema pobreza.

Ferrer dijo que a lo largo de los 21 días de huelga de hambre se le unieron cerca de 70 personas, pero que muchas la abandonaron por motivos de salud y que sólo una decena permaneció en ayuno hasta el viernes.

El jueves el obispo de Santiago de Cuba, Dionisio García Ibáñez, los visitó. "Me dijo de una manera bastante escueta, resumida que iban a hacer gestiones", ante el gobierno, indicó Ferrer.

El opositor señaló que durante el fin de semana un centenar de personas volvieron a su organización para recibir asistencia médica, medicinas y alimentos, pero que este lunes la vigilancia volvió a los alrededores de la sede UNPACU, sin que hasta el momento haya detenciones.

El 8 de abril, Estados Unidos señaló su preocupación por la salud de los disidentes.

"Instamos al gobierno cubano a tomar medidas para desescalar la situación y respetar los derechos de expresión y reunión", dijo en Twitter Julie Chung, titular interina de la Oficina de Asuntos del Hemisferio Occidental del Departamento de Estado.

Cuatro eurodiputados, entre ellos Dita Charanzová, vicepresidenta del Parlamento Europeo, enviaron el 1 de abril una carta a la embajadora de Cuba en la Unión Europea, Norma Goicochea, expresando su preocupación por el estado de salud de Ferrer.

El opositor, aprehendido en febrero pasado y liberado unas horas después, es uno de los 75 presos políticos de la llamada "primavera negra" en 2003.

En 2011 se negó a acogerse a un acuerdo entre el gobierno de Raúl Castro y la iglesia para emigrar a España.

El sistema político cubano admite un solo partido, el Partido Comunista, y considera ilegal a la oposición. Mientras que el gobierno acusa a los disidentes de estar financiados por Estados Unidos para afectar su sistema socialista.