EEUU identifica a mexicano Flores Silva como capo narco e impone sanciones

Sede del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el 19 de febrero de 2020 en Washington
Sede del Departamento de Justicia de Estados Unidos, el 19 de febrero de 2020 en Washington Drew Angerer GETTY/AFP/Archivos
Anuncios

Washington (AFP)

Estados Unidos inculpó criminalmente e impuso sanciones económicas contra el mexicano Audias Flores Silva, alias "Jardinero", a quien identificó como un líder regional del Cartel de Jalisco Nueva Generación (CJNG), informaron autoridades locales el miércoles.

También se anunció una recompensa de hasta 5 millones de dólares por cualquier información que conduzca a su arresto o condena.

El Departamento de Justicia desclasificó el martes la inculpación que acusa al "Jardinero" de numerosos cargos vinculados al tráfico de drogas y de armas.

Además, lo señala como líder de un amplio territorio del CJNG en la costa del Pacífico de México, incluyendo el estado de Nayarit.

Conjuntamente, la Oficina de Control de Activos Extranjeros (OFAC) del Departamento del Tesoro bloqueó todas las propiedades e intereses económicos de Flores Silva en Estados Unidos, siguiendo la ley de designación de capos extranjeros de narcóticos.

"Esta acusación y las sanciones del Departamento del Tesoro muestran que el Departamento de Justicia, junto con nuestros socios encargados de hacer cumplir la ley, investigará agresivamente y procesará penalmente a los cárteles violentos y a los capos que importan drogas ilegales a nuestras comunidades", dijo el Secretario de Justicia Auxiliar Interino, Nicholas L. McQuaid, en un comunicado.

El texto considera al CJNG una "violenta organización criminal mexicana responsable de traficar importantes cantidades de fentanilo y otras drogas mortales a Estados Unidos".

La sanción a Flores Silva es la 14a acción de OFAC contra el CJNG, que fue señalado en 2015 --junto a su líder, Rubén "Mencho" Oseguera Cervantes-- de jugar un papel importante en el tráfico internacional de estupefacientes.

Actualmente, el Departamento de Estado ofrece una recompensa de hasta 10 millones de dólares por información que conduzca al arresto de Oseguera Cervantes.