Partido indígena de Ecuador gana presidencia de Congreso con apoyo de Lasso

El presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, habla durante una rueda de prensa con la prensa extranjera en un hotel de Quito el 12 de abril de 2021
El presidente electo de Ecuador, Guillermo Lasso, habla durante una rueda de prensa con la prensa extranjera en un hotel de Quito el 12 de abril de 2021 Rodrigo BUENDIA AFP
Anuncios

Quito (AFP)

La diputada Guadalupe Llori, del partido indígena de izquierda Pachakutik, fue elegida el sábado presidenta de la Asamblea Nacional de Ecuador con el respaldo del movimiento del mandatario electo, Guillermo Lasso, quien tomará el cargo el 24 de mayo.

Llori, una acérrima rival política del exgobernante socialista Rafael Correa (2007-2017), fue designada para dos años con 71 votos a favor de los 137 de la cámara, entre ellos los de las organizaciones Creando Oportunidades (CREO, derecha), fundada por Lasso, la Izquierda Democrática (ID, centro izquierda) y legisladores independientes.

"Extiendo mis felicitaciones a @GuadalupeLlori, la nueva Presidenta de la Asamblea Nacional. Reitero mi compromiso a la Función Legislativa de trabajar en conjunto por el Ecuador. Éxitos en su gestión", dijo el gobernante electo a través de Twitter.

Al asumir el cargo, Llori -quien se considera una perseguida política del gobierno de Correa- expresó el respaldo de Pachakutik a Lasso, al que se oponía.

"El gobierno entrante debe tener la gobernabilidad para que prevalezca la democracia, que implica la diversidad de visiones, de opiniones, pero con un mismo objetivo, el desarrollo del país", señaló.

El Congreso posesionará a Lasso para un período de cuatro años, de acuerdo a la Constitución.

Esa unión de fuerzas también permitió que el independiente Virgilio Saquicela sea elegido primer vicepresidente con 71 votos y Bella Jiménez, de la ID, segunda vice con 102.

"Estamos para darle gobernabilidad al presidente de la república, estamos para que la justicia sea imparcial, para que dé a cada quien lo que corresponde", dijo Saquicela.

El impopular mandatario Lenín Moreno, que tras cuatro años entregará el poder, también felicitó a las nuevas autoridades del Legislativo. "Que su gestión vele siempre por el bienestar de todos los compatriotas", escribió en Twitter.

- Fracaso y ruptura -

Correa, quien el año pasado fue condenado en ausencia a ocho años de cárcel por corrupción, es acusado por la oposición de injerencia en la justicia durante la década de su gobierno socialista.

Varios de sus exfuncionarios están en la cárcel por corrupción, entre ellos su exvicepresidente Jorge Glas, quien desde 2017 cumple una pena de seis años de prisión por recibir millonarios sobornos de la constructora brasileña Odebrecht.

Con todas las fuerzas parlamentarias disgregadas y ninguna con mayoría absoluta, CREO fracasó el viernes -cuando se instaló la nueva Asamblea Nacional- en su intento de captar la presidencia de la cámara.

Su legisladora Rina Campaín logró apenas 24 de los 70 votos necesarios. También perdieron el líder indígena y antiminero Salvador Quishpe (Pachakutik) y el empresario Henry Kronfle, del Partido Social Cristiano (PSC, derecha).

Lasso, un exbanquero conservador de 65 años, ganó el balotaje presidencial del 11 de abril con 52,36% de los votos, 4,72 puntos más que el economista de izquierda Andrés Arauz, de 36 años y delfín de Correa, quien vive en Bélgica desde que dejó el poder.

La coalición Unión por la Esperanza (UNES), de la que Arauz fue candidato, logró 49 curules para ser la principal fuerza legislativa, pero sin alcanzar la mayoría.

Detrás se ubicaron organizaciones de oposición al correísmo: Pachakutik (27), ID (18), PSC (17) y CREO (12).

El revés del PSC en lograr el máximo cargo parlamentario derivó en la inmediata ruptura de la alianza que estableciera con CREO durante la campaña para la elección de Lasso.

Pachakutik y la ID formaron una coalición legislativa luego de que sus presidenciables, el también líder indígena y antiminero Yaku Pérez y el empresario independiente Xavier Hervas, respectivamente, se ubicaran tercero (con 19,39% de la votación) y cuarto (con 15,68%) en la primera vuelta del 7 de febrero.