Gobierno de Maduro está "dando una batalla" por oro venezolano en Inglaterra, dice vicepresidenta

Caracas (AFP) –

Anuncios

El gobierno del mandatario venezolano Nicolás Maduro está "dando una batalla" legal por el control del oro que el país tiene depositado en el Banco de Inglaterra, dijo su vicepresidenta este martes, cuando el gobierno británico reafirmó su reconocimiento al líder opositor Juan Guaidó como presidente.

Tras más de un año de litigio, la Corte Suprema británica examina esta semana la compleja disputa legal entre Maduro y Guaidó por el control de 32 toneladas de oro de la reserva nacional, valoradas en 1.000 millones de dólares, y que el Banco de Inglaterra afirma no saber a quién debe entregar.

"Venezuela (...) está dando una batalla histórica por el oro que le pertenece a todos y a todas las venezolanas en Inglaterra (...), un oro apropiado ilegítimamente", expresó la vicepresidenta Delcy Rodríguez durante una asamblea de la patronal Fedecámaras, en Caracas.

"¿Quién puede tener confianza en ir a depositar el oro en resguardo en el Banco de Inglaterra si el día de mañana se le ocurre a cualquiera (...) no reconocer un gobierno para quedarse con los recursos de un país?", añadió.

El veredicto de los cinco jueces del máximo tribunal británico puede tardar semanas o incluso meses, y puede sentar precedente para otros bancos europeos que custodian reservas de Venezuela.

El caso llegó a la máxima corte luego que un tribunal de apelaciones considerara que el apoyo del primer ministro Boris Johnson a Guaidó era ambiguo.

Pero este martes, su gobierno reafirmó que reconoce al opositor como presidente encargado de Venezuela "a todos los efectos" y "sin ambigüedad".

El Reino Unido forma parte del medio centenar de países que consideran ilegítimo el segundo mandato de Maduro, reelegido en unas presidenciales de 2018 que denuncian como fraudulentas, y siguen reconociendo a Guaidó como mandatario interino en su calidad de presidente de la Asamblea Nacional elegida en 2015, pese a que el chavismo retomó el control de la Cámara en las parlamentarias de 2020.