Destituyen en Guatemala al fiscal "campeón anticorrupción" que EEUU apoyaba

Ciudad de Guatemala (AFP) –

Anuncios

El fiscal contra la impunidad de Guatemala, Juan Francisco Sandoval, quien denunció falta de apoyo en su gestión, fue destituido este viernes por su jefa, la Fiscal General, una decisión que levantó críticas en Estados Unidos.

Se "ha tomado la decisión de remover de su cargo al fiscal de sección de la Fiscalía Especial Contra la Impunidad (FECI)" indicó el Ministerio Público (Fiscalía General) en un comunicado.

En el documento se asegura que la "institucionalidad" de la Fiscalía fue objeto de "constantes abusos y frecuentes atropellos", y que se ha tratado de "menoscabar" el "trabajo, integridad y dignidad" de la fiscal general, María Consuelo Porras.

La funcionaria fue blanco de críticas, tras acusaciones de falta de apoyo a la labor de Sandoval en la FECI.

"Ante los vejámenes de los cuales ha sido víctima, y ante la inminente falta de confianza en la relación, hoy se da por terminado el vínculo laboral", agrega. En sustitución de Sandoval se nombró a la fiscal Carla Valenzuela.

El pasado 6 de julio, en una entrevista con la AFP, Sandoval denunció hostigamiento a su trabajo y falta de apoyo desde el gobierno del presidente Alejandro Giammattei, en la antesala de una visita que realizó al país la vicepresidenta de Estados Unidos, Kamala Harris.

El trabajo de Sandoval, como parte de la lucha anticorrupción en Centroamérica, fue uno de los temas que Harris abordó. Incluso anunció un grupo de trabajo para apoyar la labor de la FECI.

El propio Departamento de Estado calificó a Sandoval como un "campeón anticorrupción".

Desde el gobierno, críticos del fiscal consideraban que sus investigaciones y decisiones tenían una carga ideológica de izquierda, cuestionamientos que él rechazó.

- "Un retroceso" -

El despido de Juan Francisco Sandoval es un retroceso para el Estado de Derecho en Guatemala", dijo en Twitter la subsecretaria interina del departamento de Estado para asuntos del Hemisferio Occidental, Julie Chung.

"Contribuye a la percepción de un esfuerzo sistemático en Guatemala para debilitar a quienes luchan contra la corrupción", agregó. Pidió además que se garantice su seguridad, ya que Sandoval denunció amenazas durante su labor.

"También es esencial que la FECI permanezca intacta y apoderada para asegurar la lucha contra la corrupción en Guatemala. Cualquier interrupción de las investigaciones por motivos políticos no tiene cabida en un sistema democrático abierto y fuerte", consideró Chung.

En tanto, el ombudsman del país, Jordán Rodas, el Consejo Nacional Empresarial y varias organizaciones sociales y grupos políticos de oposición rechazaron el despido de Sandoval.

"Se ha restaurado la impunidad de los grupos criminales, políticos y económicos de gran poder, la cual fue removida entre 2014 y 2019", afirmó Rodas.

"Con ánimo de represalia se ha desatado una persecución maliciosa contra operadores independientes de justicia, activistas de derechos humanos, periodistas y ciudadanos que ejercen su derecho de libertad de emisión del pensamiento", sostuvo.

El principal gremio empresarial privado reconoció el avance en la lucha contra la corrupción e impunidad con el trabajo de Sandoval.

La exfiscal Claudia Paz y Paz recordó en su cuenta Twitter que los fiscales solo pueden ser "destituidos luego que se compruebe que se ha cometido una falta muy grave a través de un proceso disciplinario".

"Este es un acto abiertamente ilegal", comentó.

- Combate a la corrupción -

La FECI fue creada para trabajar junto a la Comisión Internacional Contra la Impunidad en Guatemala (CICIG), un ente adscrito a la ONU.

#photo1

Pero esta última cerró en 2019 luego de que el entonces presidente Jimmy Morales (2016-2020), señalado por esta de corrupción electoral, se negó a ampliar su funcionamiento.

Juntas destaparon varios casos de corrupción, entre ellos un fraude en las aduanas que terminó con la renuncia del presidente Otto Pérez (2012-2015) y su vicepresidenta Roxana Baldetti, acusados de liderar la estafa. Ambos fueron arrestados y aguardan juicio en prisión.

Importantes empresarios, políticos y militares que eran considerados intocables también han sido investigados por la FECI, en casos que alcanzaron al exmandatario Álvaro Colom (2008-2012), señalado de anomalías en un contrato del transporte público.

En junio Sandoval reconoció que "gran parte de los ataques" contra su oficina "pudieran venir de personas que han sido sindicadas en los procesos que gestiona la fiscalía".