EEUU nombra a Rob Malley como emisario para Irán, pese a críticas de halcones

Esta foto de archivo de 7 de mayo de 2018 muestra a Rob Malley en Washington
Esta foto de archivo de 7 de mayo de 2018 muestra a Rob Malley en Washington Brendan Smialowski AFP/Archivos
3 min
Anuncios

Washington (AFP)

El nuevo gobierno del presidente demócrata de Estados Unidos, Joe Biden, nombró a Robert Malley -uno de los arquitectos del acuerdo nuclear con Irán de 2015- como emisario especial para Teherán, pese a las críticas de los halcones que lo acusan de ser muy blando con la república islámica.

El nuevo jefe de la diplomacia de Estados Unidos, Antony Blinken, está "construyendo un equipo especializado" para gestionar las relaciones con Irán, que estará dirigido por Malley, indicó este viernes una fuente del Departamento de Estado.

Malley es un amigo de la infancia de Blinken y ocupó el cargo de director del centro de estudios International Crisis Group, un organismo independiente y no gubernamental que se centra en la resolución de conflictos.

Antes de eso, fue uno de los negociadores importantes del acuerdo nuclear alcanzado entre Irán y varias potencias mundiales bajo el cual Teherán prometió contener sus ambiciones nucleares a cambio de un alivio de las sanciones económicas.

Malley llega al cargo con una trayectoria de negociaciones exitosas en la limitación del programa nuclear de Irán, destacó el funcionario del Departamento de Estado.

"El secretario está confiando en que él y su equipo van a lograr hacerlo una vez más", agregó.

El acuerdo fue alcanzado durante el gobierno de Barack Obama, cuando Biden era vicepresidente.

En 2018, el exmandatario republicano Donald Trump se retiró unilateralmente del trato, que también firmaron el Reino Unido, Francia, China, Alemania y Rusia.

Trump afirmó que el acuerdo no era lo suficientemente duro con Irán y señaló que no abordaba las acciones "desestabilizadoras" de Irán en Medio Oriente. Tras salirse del pacto comenzó a instaurar una batería de sanciones contra Teherán.

Esta semana, Blinken confirmó que el gobierno recién asumido quiere volver al acuerdo, una vez que Teherán cumpla con sus compromisos.

Irán, por su parte, respondió a las sanciones reduciendo el cumplimiento con el acuerdo y ahora quiere que sea Washington quien dé el primer paso.

Incluso antes de que fuera nombrado, los rumores de que Malley podría ocupar el cargo generaron críticas de los halcones contrarios a Irán de la extrema derecha.

"Es realmente preocupante que el presidente Biden considere nombrar a Rob Malley para dirigir la política de Irán", afirmó el senador republicano Tom Cotton en Twitter la semana pasada. "Malley tiene antecedentes de albergar simpatía hacia Irán y animadversión contra Israel. Los ayatolás no van a poder creer su suerte si lo eligen", concluyó.