El equipo de Navalni habla con la UE de sanciones contra Rusia, que denuncia una "traición"

El líder de la oposición rusa Alexéi Navalni durante una audiencia judicial en Moscú, Rusia, el 2 de febrero de 2021
El líder de la oposición rusa Alexéi Navalni durante una audiencia judicial en Moscú, Rusia, el 2 de febrero de 2021 . Moscow City Court press service/AFP/Archivos
3 min
Anuncios

Moscú (AFP)

El equipo del encarcelado opositor ruso Alexéi Navalni discutió con representantes de la Unión Europea (UE) sobre la posible adopción de sanciones contra altos funcionarios de Rusia, lo que el gobierno consideró una "traición".

Leonid Vólkov, uno de los principales colaboradores del opositor Y quien ha abandonado Rusia, dijo el lunes en Telegram que había "discutido con representantes de los países de la UE" un "paquete de sanciones" contra "el círculo más cercano y los partidarios" del presidente Vladimir Putin.

Según Vólkov, estas sanciones irían dirigidas, entre otros, a los oligarcas Román Abramóvich y Alisher Usmánov, al presentador de televisión pro-Kremlin Vladimir Soloviov, al director de la cadena de televisión Pervy Kanal, Konstantin Ernst, al banquero Andréi Kostin y a Ígor Shuválov, antiguo alto funcionario del gobierno.

Las sanciones también afectarían a los hijos del secretario general del Consejo de Seguridad ruso, Nikolái Pátrushev, y del director de los Servicios de Seguridad (FSB), Alexánder Bórtnikov, ya sometidos a sanciones.

La delegación polaca ante la UE confirmó en Twitter que se celebrará una reunión por videoconferencia con Vólkov y Vladimir Ashurkov, otro de los colaboradores de Navalni.

Estarán presentes "representantes permanentes de los 27, junto con los embajadores de Estados Unidos, Reino Unido, Canadá y Ucrania, agregó.

Los allegados del detractor número uno de Putin también pidieron a los rusos salir, en la noche del 14 de febrero, a los patios de sus casas con un teléfono, una lámpara o una vela en la mano, en señal de apoyo a Nalvani.

- "Traición" -

La reacción de Moscú ante la iniciativa de las sanciones no se hizo esperar. La portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajarova, denunció una "traición".

"Me resulta totalmente incomprensible ver cómo personas que hablan del futuro de Rusia pueden correr hacia aquellos que consideran a Rusia como su adversario", declaró en la televisión Rossiya 24.

El portavoz del Kremlin, Dmitri Peskov, consideró apropiado legislar para calificar de "actos criminales" los llamamientos a sanciones contra Rusia. De hecho, una propuesta de ley en ese sentido está en preparación.

Rusia ya ha sido objeto de múltiples sanciones occidentales, principalmente por la anexión de Crimea en 2014 y el caso del envenenamiento del exagente Serguéi Skripal en 2018.

La UE ha reclamado en múltiples ocasiones la liberación inmediata de Navalni, encarcelado desde el 17 de enero a su regreso a Moscú desde Alemania, donde se recuperó de un envenenamiento que atribuye a Putin.

Los europeos acusan a Moscú de negarse a investigar este envenenamiento, lo que ha llevado a los 27 a sancionar ya a varios altos funcionarios rusos.

Navalni fue condenado el 2 de febrero a purgar una pena de dos años y ocho meses de cárcel por no haber respetado un control judicial que data de 2014. El opositor considera que el Kremlin busca con ello acallarlo.

La UE denuncia también la represión de las manifestaciones que reclamaron la liberación del opositor, con miles de detenidos. Para las autoridades rusas esas protestas no fueron autorizadas, sobre todo por la pandemia.

Muestras del aumento de las tensiones entre Rusia y la UE, justo en momentos en que estaba de visita el jefe de la diplomacia europea, Josep Borrell, Moscú expulsó el viernes a tres diplomáticos de Alemania, Suecia y Polonia, acusándolos de haber participado en esas manifestaciones.

En represalia, los tres países europeos expulsaron a diplomáticos rusos.