"Anomalía" en aceleradores centra investigación de accidente de Boeing en Indonesia

Restos del Boeing que se estrelló en enero en Indonesia, en el puerto de Tanjung Priok, en Yakarta, encontrados durante las operaciones de búsqueda, el 9 de enero de 2021
Restos del Boeing que se estrelló en enero en Indonesia, en el puerto de Tanjung Priok, en Yakarta, encontrados durante las operaciones de búsqueda, el 9 de enero de 2021 Adek Berry AFP
4 min
Anuncios

Yakarta (AFP)

La investigación sobre el accidente del Boeing de Sriwijaya Air, que se estrelló en enero en Indonesia, se concentra en unas "anomalías" en los aceleradores automáticos, aunque las causas del siniestro siguen sin estar claras.

Un informe preliminar de los investigadores publicado este miércoles, concluyó que el Boeing 737-500, que cayó de una altura de 3.000 metros en menos de un minuto el 9 de enero antes de desaparecer en el mar de Java con 62 personas a bordo, sufrió un problema en este dispositivo.

"Los dos (sistemas de regulación automática de la aceleración del aparato, ndlr) muestran anomalías", dijo Nurcahyo Utomo, investigador de la agencia indonesia para la seguridad en el transporte, en una rueda de prensa.

Estos sistemas complementan al piloto automático y sirven para controlar la aceleración del avión y por tanto su velocidad y pueden ser desactivados por los pilotos.

"El acelerador izquierdo estaba demasiado atrás (a poca potencia, ndlr) y el de la derecha no se movía. Estaba atascado", explicó.

No obstante, el informe preliminar sobre el accidente de este avión, en el que no hubo supervivientes, mostró cautela sobre las causas del siniestro.

"¿Qué provocó esta anomalía? No podemos establecer ninguna conclusión por el momento", agregó el experto.

Los documentos muestran que estos controles habían presentado problemas antes y que habían sido reparados en dos ocasiones justo antes del accidente, pereo tampoco se descarta un error humano.

"La investigación tiene que continuar y se va a concentrar en el sistema de aceleración automática y sus componentes, pero no solo en eso, también en el mantenimiento y en factores humanos", agrega el informe.

- Buscando la segunda caja negra -

"Normalmente estos sistemas están activados, pero si hay una anomalía en su funcionamiento o en su movimiento los pilotos las desactivan" y técnicamente "el avión sigue volando", explicó Gerry Soejatman, analista independiente del sector de la aviación, entrevistado por la AFP en Yakarta.

La pregunta es si "los pilotos se dieron cuenta de esta anomalía y cómo reaccionaron", dijo el experto, confiando en que la segunda caja negra, la que graba las conversaciones en la cabina de los pilotos, que aún no ha sido encontrada, pueda responder a estas preguntas.

El avión siniestrado tenía 26 años y había sido usado antes por las compañías estadounidenses Continental Airlines y United Airlines.

Se estrelló cinco minutos después de despegar de Yakarta. La tripulación no emitió ninguna señal de alerta ni comunicó ningún problema técnico antes del accidente y el aparato estaba probablemente intacto cuando se sumergió en el mar, indicaron previamente los expertos.

La zona, relativamente pequeña, en la que fueron encontrados los restos del aparato y las informaciones de una de las cajas negras mostraron que los reactores funcionaban en el momento del impacto.

La agencia indonesia explicó que los intercambios con la tripulación fueron normales hasta que el aparato cambió de trayectoria y no respondió a las preguntas de la torre de control.

El despegue del avión se había visto retrasado por una tormenta pero nada indica que las condiciones meteorológicas hayan tenido que ver en el accidente, según las autoridades.

Un equipo de la agencia estadounidense encargada de la seguridad en los transportes (NTSB), representantes de Boeing y del regulador estadounidense de la aviación (FAA) participan también en la investigación.

Este fue el primer accidente mortal que afecta a la compañía regional Sriwijaya Air desde su creación en 2013, aunque el sector de la aviación en Indonesia sí ha vivido varias tragedias en los últimos años.

En octubre de 2018, 189 personas murieron en el accidente de un Boeing 737 MAX operado por Lion Air que se estrelló en el mar de Java 12 minutos de después de despegar de Yakarta.

El avión de Sriwijaya no pertenecía a la nueva generación controvertida de Boeing 737 MAX