Disturbios en Dakar, donde el principal opositor sigue detenido

Anuncios

Dakar (AFP)

Dakar fue escenario el viernes de guerrillas urbanas que oponen a las fuerzas del orden a centenares de jóvenes, dos días después de la detención del opositor Ousmane Sonko, cuya custodia fue prorrogada.

En el popular barrio de Medina, en pleno centro de la capital senegalesa, grupos de jóvenes hostigaron con piedras a un gran número de policías antidisturbios antes de huir, según periodistas de la AFP.

La detención de Sonko, tercero en las elecciones presidenciales de 2019 y que se espera sea uno de los principales competidores de las elecciones presidenciales de 2024, también desencadenó desde el miércoles el saqueo de tiendas, en particular con banderas francesas, en la capital y varias ciudades del país, que tiene fama de ser una isla de estabilidad en África Occidental.

Esta detención no sólo provocó la ira de sus partidarios, sino que también -según muchos senegaleses- llevó a su punto máximo la exasperación acumulada en este país pobre que se enfrenta a la penuria y a la pandemia de covid-19.

Durante una carga en la avenida principal Blaise Diagne, decenas de jóvenes que coreaban "Liberad a Sonko" consiguieron que la policía se retirara temporalmente, a pesar de los fuertes disparos de granadas de gas lacrimógeno.

El suelo estaba lleno de piedras, cartuchos de granadas y neumáticos en llamas.

En Mbao, en la periferia, los saqueadores también fueron vistos por un periodista de la AFP saliendo con los brazos cargados de mercancías de un supermercado Auchan, marca de la que al menos 14 tiendas fueron atacadas y 10 "saqueadas", según la dirección del grupo francés.

En el distrito de Plateau, centro neurálgico del gobierno, donde casi no hay tráfico, se estableció un amplio dispositivo policial.