Refugiados birmanos en Tailandia describen el horror de los ataques aéreos

Un refugiado birmano herido es trasladado a un hospital en Mae Sam Lap, después de cruzar el río Salween desde el lado de Birmania mientras huía de los ataques aéreos en el estado oriental de Karen, el 30 de marzo de 2021
Un refugiado birmano herido es trasladado a un hospital en Mae Sam Lap, después de cruzar el río Salween desde el lado de Birmania mientras huía de los ataques aéreos en el estado oriental de Karen, el 30 de marzo de 2021 Handout ROYAL THAI ARMY/AFP
Anuncios

Mae Suat (Thailand) (AFP)

Civiles heridos en los ataques aéreos en Birmania contra posiciones rebeldes tuvieron que huir durante uno o dos días a pie a través de la selva hasta Tailandia en busca de ayuda médica, relataron este martes algunos de ellos.

"No escuchamos al avión. Si lo hubiéramos hecho, habríamos huido", indicó a la AFP Naw Eh Tah, de 18 años y una de las pocas refugiadas que logró atravesar este martes el río Salween, frontera con Tailandia.

"Cuando me di cuenta de lo que estaba ocurriendo, una explosión se produjo en el techo de mi casa", relató en el pequeño hospital del distrito de Sop Moei, en la provincia tailandesa de Mae Hong Son (norte).

Con las piernas heridas por la metralla, Naw Eh Tah tuvo que caminar durante un día entero a través de la densa selva hasta el río fronterizo.

"Lo atravesamos porque no podíamos quedarnos, todo el ejército birmano intenta atraparnos", prosiguió.

Los aviones bombardearon sábado y domingo objetivos en el estado de Karen (este), mientras Birmania soportaba el día más mortífero de la represión de la junta militar contra las protestas antigolpistas, con 107 manifestantes muertos el sábado.

Los ataques tuvieron como blanco un trozo de territorio en poder de la Unión Nacional de Karen (KNU), un grupo étnico armado que precedentemente había tomado una base militar.

Se trató del primer ataque aéreo por parte de la fuerza áerea de Birmania contra la KNU en los últimos 20 años, lo que provocó la huida de unos 7.000 aldeanos buscando un lugar seguro, de acuerdo al grupo armado.

- 'Las bombas caían rápidamente' -

El más joven de todos en vadear el río el martes, un chico de 15 años, también fue el herido más grave, con una costilla rota y un pulmón afectado.

Saw Lab Bray, de 48 años, sufrió heridas de metralla en todo su cuerpo cuando fue alcanzado por el ataque en la base de la KNU, Day Puh Noh.

"Intenté huir, pero las bombas caían muy rápido", señaló a la AFP desde una silla de ruedas en el hospital, añadiendo que vio a un hombre morir y a seis personas heridas.

"Me caí hacia un costado y tosía sangre. Tengo miedo porque no puedo correr ni moverme", agregó.

El doctor Chakri Komsakorm comentó que los refugiados parecían "haber llegado de una guerra", con muchas heridas de metralla infectadas por la falta de medicamentos.

Chakri también dijo que escuchó que había personas con heridas muy graves atrapadas en la orilla birmana del río, sin poder cruzarlo a causa de su condición física.

Los grupos de Karen señalaron que hasta 3.000 personas atravesaron el río hacia Tailandia tras los ataques aéreos antes de ser devueltos a Birmania, aunque los funcionarios tailandeses afirmaron que no fueron obligados a regresar.

El gobernador de Mae Hong Son, Sithichai Jindaluang, aseguró en conferencia de prensa que los refugiados que no estaban gravemente afectados por los bombardeos aceptaron regresar.

Y el primer ministro tailandés, Prayut Chan-O-Cha, insistió en que el reino no rechazaría a nadie si la situación empeora.