Corte Constitucional de Ecuador despenaliza el aborto en casos de violación

En esta foto de archivo tomada el 17 de septiembre de 2019 una activista que apoya la despenalización del aborto reacciona después de que el Congreso ecuatoriano votara en contra de la despenalización del aborto en casos de violación, a las afueras del edificio del Congreso en Quito
En esta foto de archivo tomada el 17 de septiembre de 2019 una activista que apoya la despenalización del aborto reacciona después de que el Congreso ecuatoriano votara en contra de la despenalización del aborto en casos de violación, a las afueras del edificio del Congreso en Quito Rodrigo BUENDIA AFP/Archivos
Anuncios

Quito (AFP)

La Corte Constitucional (CC) de Ecuador resolvió el miércoles despenalizar el aborto en casos de violación, informó el defensor del Pueblo, Freddy Carrión, encargado de la protección de derechos humanos.

La decisión conlleva la modificación de la ley que solo autorizaba el aborto en caso de violación si la mujer sufría una discapacidad mental.

La resolución de la Corte "que despenaliza el aborto por violación es posible gracias a las mujeres y colectivos feministas que han venido luchando permanentemente por tener una sociedad más justa e igualitaria, sin ellas no sería posible que hoy #Esley", señaló Carrión en su cuenta de Twitter.

Su cartera indicó a través de esa misma red social que la Corte Constitucional de Ecuador "ha dado un paso importante para lograr la igualdad real en nuestra sociedad".

"Desde hoy, ninguna mujer violada será criminalizada, ahora deben ser protegidas por el Estado", agregó.

La CC resolvió una demanda de inconstitucionalidad presentada por la Defensoría del Pueblo y colectivos sociales contra artículos penales que fijan sanciones, de hasta tres años de prisión, para quienes hagan abortar a una mujer con su consentimiento, y lo autorizan solo cuando la salud de la embarazada corra peligro o en caso de violación si la mujer padece de discapacidad mental.

El fallo, decidido con siete votos a favor y dos en contra, aún no ha sido divulgado por la CC.

- Cumplimiento "inmediato" -

En la práctica, la decisión del máximo tribunal constitucional implica que si una embarazada a causa de una violación aborta "no será sometida a un proceso penal y encarcelada", dijo a la AFP Dolores Miño, directora del Observatorio de Derechos y Justicia, que promueve la despenalización del aborto.

La abogada explicó que la decisión de la CC es de "carácter inmediato y obligatorio", y que no es apelable.

"Creo que todas estamos más tranquilas de finalmente estar en un Estado donde si somos víctimas del peor ultraje que nos puede pasar a las mujeres, por lo menos no tendremos que cargar el resto de nuestras vidas con las consecuencias de algo que nosotros no decidimos y que es producto de un acto de violencia", apuntó Miño.

En Ecuador seis niñas abortan todos los días, de acuerdo con datos divulgados por la Defensoría del Pueblo. Además, en menores de 14 años el 80% de los embarazos son producto de violencia sexual.

Organizaciones feministas ecuatorianas sostienen que cada año en el país unas 2.500 menores de 14 años dan a luz tras ser víctimas de violencia sexual.

Toda relación íntima con alguien menor de 14 es considerada una violación, según la legislación.

- "Era urgente" -

Surkuna, una organización que promueve los derechos de las mujeres en Ecuador, señaló que la despenalización del aborto por violación "es el comienzo para construir las libertades que han intentado arrebatarnos. La deuda pendiente es el aborto por decisión para todas".

"Era urgente y es lo mínimo, nos merecemos este fallo", agregó el colectivo por Twitter.

El presidente electo, Guillermo Lasso, miembro del Opus Dei que defiende la vida desde la concepción hasta la muerte natural, expresó en un comunicado su "total respeto" a la decisión de la CC.

"Este no es un tema banal. Debemos aprender cada día a vivir en democracia. Por ello, la independencia de poderes y la laicidad del Estado son principios innegociables", señaló el exbanquero de derecha, de 65 años, quien asumirá el poder el 24 de mayo.

Su esposa, María de Lourdes Alcívar, había pedido la víspera por Twitter orar "para que no sea aprobado el aborto" en la nación, donde un 70% de los 17,5 millones de habitantes es católico.

"Es un asesinato. Que nos duela el sólo el decirlo. Todos tenemos derecho a la Vida. Madres, padres, eduquen en valores a sus hijos desde pequeñitos, a sus hijas, desde que nacen para que sepan RESPETAR #LaVida", escribió en su cuenta personal de Twitter.

Pero organismos de derechos humanos, como Human Rights Watch (HRW), celebraron la decisión.

"Es un hito de la democracia ecuatoriana", escribió José Miguel Vivanco, director para las Américas de HRW, añadiendo que la CC "ha dictado una sentencia fundamental para proteger los DDHH (derechos humanos)".