Partido gobernante en Sudáfrica suspende a un alto cargo por corrupción

Anuncios

Johannesburgo (AFP)

El Congreso Nacional Africano (ANC), histórico partido en el poder en Sudáfrica, suspendió a su secretario general, acusado de corrupción, un éxito para el presidente sudafricano, Cyril Ramaphosa, que se jugaba mucho en este caso.

El partido de Nelson Mandela había dado a Elias Magashule, apodado "Ace", 30 días para marcharse, pero el ex dirigente del ANC en la provincia de Free State (centro) dejó que el plazo expirara, la semana pasada, obligando a la formación a actuar.

Su suspensión, que se le notificó por carta, entró en vigor el lunes y estará vigente hasta el resultado de su juicio por "corrupción y fraudes, robos y blanqueo", según la misiva, filtrada este miércoles a los medios de comunicación.

El ANC, golpeado por la corrupción desde hace años, busca mejorar su imagen entre unos votantes fatigados, pero "Ace" tiene muchos apoyos internos, sobre todo entre los partidarios del ex presidente Jacob Zuma, con varios procesos abiertos.

Su suspensión "es la primera señal real de que el ANC está dispuesto a limpiar sus filas", indicó a la AFP David Lewis, director de la oenegé Corruption Watch.

Ramaphosa parece aislado desde hace tiempo en ese pulso con el secretario general desde 2017, pero su suspensión aparece como un éxito para el presidente que prometió acabar con la corrupción.

Con "Ace" apartado, podrá "reforzar su liderazgo en el partido y le otorga el espacio político necesario para poner en marcha sus reformas", afirmó a la AFP Aleix Montana, investigador del instituto Verisk Maplecroft.

En libertad bajo fianza, "Ace" comparecerá en agosto junto a una quincena de acusados más por, entre otros, robar dinero público que se reservó en 2014 para limpiar de amianto viviendas sociales, cuando era primer ministro de Free State.

Las obras nunca se realizaron y los investigadores estiman que los acusados se embolsaron casi 10 millones de euros (12 millones de dólares).