Un informe oficial absuelve a Trudeau de un caso de conflicto de intereses

Anuncios

Ottawa (AFP)

El primer ministro canadiense, Justin Trudeau, no violó las leyes de conflicto de intereses al adjudicar un importante contrato a una asociación que pagaba a miembros de su familia, según concluyó este jueves un informe del comisionado de ética del país.

Un segundo informe de ese funcionario independiente del Parlamento acusó, sin embargo, al exministro de Finanzas Bill Morneau, que dimitió el año pasado, de varias violaciones de la ley.

Morneau, cuya hija fue pagada por la asociación, está acusado de no haberse recusado de las discusiones sobre la adjudicación a We Charity de la gestión de un programa multimillonario de becas para estudiantes sin un proceso de licitación.

El escándalo, que estalló hace un año, sacudió al gobierno minoritario de Trudeau, que se vio obligado a justificarse en el Parlamento, donde la oposición pidió su dimisión. El contrato fue finalmente retirado a la asociación, que se disolvió.

"No hubo ningún conflicto de intereses por parte del señor Trudeau cuando tomó dos decisiones relacionadas con la financiación" y la asociación, dijo el comisionado de Ética, Mario Dion.

We Charity reconoció el pago de cerca de 300.000 dólares a la madre y el hermano de Trudeau por conferencias en los últimos años.

En marzo de este año, los dirigentes de la asociación revelaron ante una comisión parlamentaria que habían pagado un total de cientos de miles de dólares a varios miembros de la familia Trudeau por discursos o para cubrir sus gastos de viaje.

El dirigente siempre ha rechazado cualquier conflicto de intereses en el asunto, negando que fuera amigo de los fundadores de We Charity o que hubiera presionado para que se adjudicara el contrato a la asociación.